Logo La República

Miércoles, 25 de mayo de 2022



COLUMNISTAS


Todos a votar este próximo domingo

Emilio Bruce ebjreproduccion@gmail.com | Viernes 01 abril, 2022


Sinceramente

Se llegó el momento. Han pasado meses de una fiera campaña primero entre numerosos contendientes y en esta última etapa entre dos adversarios. Se llegó el momento de elegir a uno de ellos. Como ciudadanos debemos cumplir con la república y con la democracia. Debemos cumplir con nosotros mismos.

Como costarricenses debemos corresponder con el pasado que sentó las bases de nuestra independencia, nuestra democracia y nuestra libertad. Grandiosa ha sido la obra de nuestros próceres. Tenemos crecidas deudas con quienes nos antecedieron en la labor de construir Costa Rica, a numerosas generaciones que lo dieron todo por ver a nuestro país mejor, más justo, más igualitario. Errores cometieron algunos. Hemos vivido los errores de quienes elegimos mal. Los costarricenses hemos pagado sus errores, omisiones y malas decisiones con sufrimiento. Debemos cumplir con los que atendieron ayer y desde hace dos siglos y más con sus deberes patrios. Cumplamos con nuestros deberes cívicos.

Como costarricenses debemos cumplir con el presente. Debemos de hacer lo que está a nuestro alcance que es votar para darle al país el mejor gobierno dentro de las circunstancias de hoy. Debemos cumplir con la patria dando la cara y poniendo el pecho para resolver con valor y posiblemente con heroísmo las graves dificultades que el país enfrenta. Tal batalla comienza con darnos un gobierno capaz y escoger de acuerdo a nuestros valores y preferencias a un presidente que habrá de regir el país durante los próximos cuatro años. Una vez electo debemos ayudar a que este cumpla con su cometido, claro también oponiendo palabra y acción cuando sea necesario para que este no incurra en error o falencias. No debemos rehuir nuestro deber. No debemos abstenernos de asumir la responsabilidad de votar. No es cuestión de zafarnos de la responsabilidad diciendo: “Ninguno de esos candidatos me representa”. Anular el voto o emitirlo en blanco no contribuye a una buena decisión. Los finalistas nos representan a todos ya que participamos en la primera ronda y no pudimos elegir entonces el ciudadano que fuera de nuestro total gusto y aceptación. El mecanismo democrático nos ofrece una segunda oportunidad de elegir al que de ellos nos parezca el mejor. No podemos dejar la elección en las manos de otros. La responsabilidad democrática no es delegable. De no votar y quedar electo un presidente que lleve al país por una mala senda no nos perdonaremos esa falta con Costa Rica y con nuestros hijos.

Como costarricenses debemos cumplir con el futuro ya que estamos labrando el destino de las generaciones siguientes, la paz social y el progreso de todos nosotros. La elección de un presidente es trascendental para un país. Hemos podido apreciar la catástrofe de elegir una persona que lleve al país por malas sendas y peores decisiones. Ya hemos visto recientemente cómo una mala elección nos conduce inexorablemente a peores dificultades. Elijamos con la mirada puesta en la vida y el bienestar de hijos y nietos, de las generaciones del mañana y de nuestra propia vida en bienestar.

Todos a votar, todos a usar los mecanismos de elección democrática que nos hemos dado a través del tiempo. Votemos con alegría, votemos positivamente en la convicción de que nuestra decisión dentro de las circunstancias es la correcta. Votemos sin amarguras a pesar de la campaña electoral que ha sido lamentable en insultos, descalificaciones y pleitos. Votemos con la ilusión de estar forjando con nuestro sufragio una mayor prosperidad para todos, un progreso generalizado, una mayor igualdad de oportunidades para los costarricenses. Votemos no por odio a uno u otro, votemos por amor a la patria, por amor a nuestras familias y con el propósito de forjarnos un mejor porvenir. Votemos con honor, con toda dignidad y con vivo patriotismo. Seamos costarricenses legítimos, positivos y decididos a sacar a Costa Rica adelante.

Con optimismo, con cariño hacia el país y sus logros, con la mirada puesta en un futuro promisorio vayamos a la elección y depositemos nuestro sufragio para darnos un presidente para los próximos cuatro años.

Viva Costa Rica.

NOTAS ANTERIORES


Una luna de miel con un presidente nuevo

Miércoles 25 mayo, 2022

Nadie duda que “una escoba nueva barre mejor.” La noticia de la Ruta 27 y Globalvía es tan dramática que es extraño que no se ha oído más al respecto

Hay que dar solución

Martes 24 mayo, 2022

También están las declaraciones informativas que revelan las relaciones de clientes, proveedores, pagadores y receptores de intereses, alquileres, comisiones







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.