Enviar
Ambos países están esperanzados en que será viable negociar un acuerdo comercial
TLC con China sería factible

• Delegación asiática afirma que de negociarse el acuerdo, la cooperación económica sería un aspecto importante
• China considera a Costa Rica socio importante en Centroamérica

Israel Aragón
[email protected]

Tanto la delegación técnica de China como la costarricense, que esta semana se reunieron en el país, se mostraron esperanzadas en que será muy factible que ambos países negocien un tratado de libre comercio (TLC) en el futuro.
Desde el miércoles anterior y hasta el viernes, un grupo de representantes del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio del país asiático se reunió con su par nacional para empezar a estudiar la factibilidad de que ambos gobiernos logren un acuerdo comercial.
Se espera que la investigación esté lista en seis meses y que se realicen dos reuniones más, una en Pekín a finales de abril y otra a finales de junio en San José.
“Es importante tener información de primera mano, con el fin de valorar cuáles áreas potenciales van a ser las críticas en un eventual tratado de libre comercio”, dijo Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
El objetivo de las reuniones será obtener “una descripción de las diferentes políticas económicas de ambos. Se analiza el estado de los acuerdos comerciales con otros países, luego se estudian las políticas de inversión y comercio, cómo se promueven las zonas francas y cómo se manejan los servicios y qué medidas para solucionar las disputas comerciales”, indicó el ministro.
La segunda parte del estudio incluirá las perspectivas de una mayor relación comercial entre China y Costa Rica
, se indagarán los bienes y servicios que ambos países ofrecen, cuáles productos son complementarios y en cuáles habría competencia y sensibilidades.
“Tenemos que analizar cuál podría ser el impacto de una liberación del comercio, si se afecta o no algún sector”, afirmó Ruiz, quien agregó que también se estudiará cuál será el impacto de la relación comercial con China en otros socios comerciales, como el resto de países centroamericanos.
Esto implicaría determinar si productos chinos cuyo procesamiento se concluya en Costa Rica cumplirían con la norma de origen para circular libremente en el mercado común centroamericano o en Estados Unidos.
“El objetivo de las reuniones es tener un intercambio muy amplio de información para conocer aspectos como medidas sanitarias y fitosanitarias, reglas de origen, reglamentaciones técnicas, obstáculos no arancelarios y procedimientos aduaneros, para que al final se determine entre las partes las dificultades y oportunidades de negociar un TLC”, dijo Fernando Ocampo, asesor del Ministerio de Comercio Exterior.
Por su parte China se interesó en Costa Rica como el tercero de Latinoamérica con el que negociaría un TLC, porque “es un socio importante en Centroamérica. Las relaciones y los flujos de comercio han aumentado. Además ambos países han avanzado en desarrollo de inversión e ingeniería”, aseguró Zhu Hong, director general adjunto del Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio de la nación asiática.
Una vez concluido el estudio de factibilidad, se realizaría un proceso de consulta con la sociedad civil, autoridades políticas y el sector productivo para determinar si el país está en condiciones para iniciar un proceso de negociación comercial con China y cuál sería el momento más adecuado para ello.
El principal producto de exportación a China son los circuitos electrónicos integrados, que componen casi el 90% del total, seguido de partes de aparatos eléctricos, desechos de cobre y aluminio, y huevos.
Entre los artículos más importados están también los circuitos integrados, textiles, juguetes, motocicletas, televisores, cerámica, equipos reproductores y calzado.
Ver comentarios