Enviar
Viernes 14 Septiembre, 2007

TLC: aprendamos de El Salvador

El Salvador es el abanderado del libre comercio en Centroamérica. Fue el primer país centroamericano en ratificar el tratado comercial con Estados Unidos, y es reconocido como uno de los países con mayor libertad económica en el continente. El primer año de vigencia del TLC nos da ya algunas lecciones de las que tenemos que aprender los costarricenses:
*Durante ese primer año creció el déficit comercial con Estados Unidos.
*También creció significativamente la cantidad de salvadoreños que emigraron a Estados Unidos y a otros destinos en busca de las oportunidades que no encuentran en su país.
*Se incrementó la violencia, llegando a niveles de casi diez muertos diarios. Esa violencia tiene como una de sus principales causas la problemática social del país.
*Se agudizó la crisis medioambiental en un país que cuenta con solo el 2% de los bosques primarios.
*El país tuvo menos inversión extranjera que Costa Rica en ese período.
*El Salvador fue durante 2006 uno de los países con menor crecimiento económico en la región (4,2%); y las perspectivas de crecimiento para 2007 y 2008 son inferiores a las de Costa Rica.
*El país invirtió en educación solamente el 2,9% del PIB (aproximadamente la mitad de lo que invirtió Costa Rica).
*Durante ese primer año de TLC, en las farmacias de los hospitales públicos de El Salvador crecieron las quejas por desabastecimiento.
*La economía del país depende cada vez más de las remesas enviadas por los salvadoreños y salvadoreñas que viven fuera del país.
*En las maquilas fueron frecuentes los casos de despidos de empleadas y empleados asociados a sindicatos.
Es cierto que todos los países de la región son distintos y que la forma en que el TLC afecta a uno no tiene que repetirse en los demás. Sin embargo, no podemos cerrar los ojos para negarnos a aprender de la experiencia de El Salvador

Mario Méndez Méndez
Profesor de Teología
Universidad Don Bosco
cédula 5-214-590