Enviar
Tipo de cambio seguirá afectando tasas en colones
Bajos intereses internacionales abrirá mayor espacio para que el precio de la divisa ajuste los intereses en moneda nacional

Víctor Sanabria
[email protected]

Tanto la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) como el Banco Central Europeo (BCE) comunicaron en las últimas semanas que mantendrán sus tasas de interés en los actuales niveles.
Mientras que la Fed estaría respetando las tasas entre el 0% y el 0,2% hasta 2012, el BCE mantendría sus intereses en el 1%, el nivel más bajo de su historia. Ambas instituciones lo hacen con el objetivo de mantener la senda de la recuperación económica.
“La base sobre la cual se calcula el nivel de las tasas de interés en colones continuará siendo muy baja por al menos algunos meses más, y eso permitirá que el nivel de las tasas en colones sea más bajo de lo que sería en un panorama en que, los niveles de tasas externas tendieran hacia arriba”, explicó el economista Alberto Franco.
Este escenario es el responsable de abrir un mayor espacio para que el precio del dólar en el mercado costarricense lidere el ajuste de los intereses en moneda nacional.
Y es que el tipo de cambio influye en el comportamiento de las tasas en el sentido de que, por ejemplo, una moneda que registre devaluaciones constantes requiere tasas de interés más atractivas. En caso de que se registren apreciaciones, el efecto de los intereses sería contrario.
En la teoría esto se explica con la llamada “paridad de tasas de interés internacional”, que explica como el rendimiento esperado de las inversiones financieras locales deben tender a igualarse con las inversiones en el exterior, una vez éstas últimas se ajustan por las variaciones en el tipo de cambio nominal.
Sin embargo, al estar las tasas de interés internacionales fijas y al existir volatilidades en el tipo cambiario, el ajuste seguirá dándose por los movimientos de los intereses locales.
“Entonces a las expectativas de devaluación se le pude sumar la tasa local en dólares para obtener una estimación de lo que puede ser la tasa en colones”, dijo Luis Loría, presidente de Strategic Advantage Consulting Group.
Una muestra de lo que ha sido esta situación es que los niveles bajos de tasas en el exterior y el ambiente de incertidumbre que se vivió en los mercados de capitales internacionales ocasionó una repatriación de capitales en busca de inversiones seguras, generando a su vez una mayor presencia de divisas que fueron colonizadas, depreciando más al colón.
Esta situación fue la que dio un espacio para invertir en colones con un premio considerable, gracias a los atractivos intereses en moneda local ofertadas en el mercado con el objetivo de lograr la paridad de tasas.
Precisamente, las colocaciones en colones surgieron como una atractiva estrategia de inversión en el segundo semestre del año, de cara a las proyecciones inflacionarias y de devaluación anuales que salieron a la luz. Esto sumado a la posibilidad de encontrar tasas en moneda loca superiores al 10%.
Los cálculos en ese entonces mostraron que la mezcla de intereses locales superiores a ese porcentaje con devaluaciones cercanas al 6%, daban como resultado un premio de un 1%.
La diferencia observable actualmente es que algunas de las tasas en colones han tendido a bajar en las últimas semanas, como lo muestran los intereses de captación del Banco Central y del Ministerio de Hacienda. Esto en parte presionado por la inflación acumulada de un 3,16% durante los primeros diez meses de 2009.
Lo que no parece que variarán son las referencias externas. “Tal vez el mensaje que se desprende de las últimas reuniones de estas autoridades monetarias –estadounidenses y europeas—, es que sus economías todavía están en condiciones vulnerables y no poseen un contexto para alcanzar una recuperación económica por sí solas”, explicó Adriana Rodríguez, analista de Acobo.


Ver comentarios