Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Tipo de cambio empieza baja hacia diciembre

Redacción La República [email protected] | Lunes 16 noviembre, 2009



Tipo de cambio empieza baja hacia diciembre
Ingreso de dólares para pago de aguinaldos e impuestos ya afecta al precio del dólar. No obstante, expertos prevén que caída sería más transitoria y menos fuerte que años atrás

Erick Díaz
[email protected]

Los días previos a la llegada de diciembre se pueden traducir en una tendencia del tipo de cambio hacia la baja, al menos desde hace tres años cuando se incorporaron las bandas cambiarias. Mientras que el precio del dólar estuvo pegado a la banda inferior en 2006 y 2007, el año pasado presentó volatilidad tras caer del límite superior.
¿Qué se percibe para el cierre de 2009? “Se prevé que caiga más —el tipo cambiario—, quizás hasta los alrededores de entre ¢550 y ¢560 por dólar”, pronosticó Adriana Rodríguez, analista de Acobo.
La novedad para este año sería una reducción más transitoria y leve que la de periodos atrás.
En el punto temporal, hay quienes aseguran que este año algunos participantes del mercado podrían haber tratado de anticipar ese comportamiento, posicionándose en colones primero para comprar los dólares de vuelta si el tipo de cambio baja en diciembre.
“De ser así, el comportamiento estacional de diciembre se podría ver neutralizado por la compra de divisas de los que hoy especulan con el colón”, aseguró Eric Vargas, director de Estrategia de Inversiones de Aldesa.
Con respecto al monto, las apuestas entre expertos se inclinan mayoritariamente hacia disminuciones leves. Al menos lejanas a los casi ¢34 en que cayó el precio de la divisa del 14 de noviembre al 1º de diciembre en 2008, cuando se registró la mayor caída; posteriormente se observaron volatilidades agresivas hasta mediados de enero.
Una muestra de lo que podría ser el inicio de esta ruta hacia el mes de la Navidad fue el comportamiento del tipo de cambio observado el martes 10 de noviembre, cuando tuvo un fuerte ajuste de unos ¢10 en distintos bancos, hasta ¢561 en el caso del valor de venta ofrecido por Scotiabank.
De esa manera, el tipo cambiario de venta de referencia calculado por el Banco Central fue de ¢654,39 por dólar un día después, monto superior en solo un 0,63% a la referencia de venta de inicios de año.
La entrada y liquidación de divisas al mercado nacional son las estacionalidades de la época más relevantes que provocan la variación en el precio del dólar hacia la baja entre noviembre y diciembre, tras generarse una oferta abundante de divisas. Por ello es normal empezar a ver este tipo de volatilidades en estas semanas.
Múltiples empresas tienen que importar moneda estadounidense para colonizarla y asumir responsabilidades como el pago de aguinaldos y de impuestos. Por su parte, el inicio de la temporada alta de turismo podría igualmente crear algún tipo de presión hacia la baja en el precio del dólar.
“La venta de divisa a partir de finales de noviembre para adquirir colones podría sostener el macroprecio en los niveles actuales”, aseguró Carmen Monge, analista de INS Valores, refiriéndose al ajuste observado el martes pasado.
Por otro lado, se recomienda evitar especular ante estos movimientos, pues se prevé que sean de corto plazo.
“Muy probablemente a inicios del próximo año estaríamos observando una corrección en el mercado cambiario”, manifestó Randall Castro, analista económico de E3-Corp, quien agregó que sin bien el país registró un superávit de cuenta corriente en el primer trimestre del año, “ya en el segundo periodo se observó una condición deficitaria que podría empeorar en los próximos trimestres, generando nuevas presiones de depreciación de la moneda local”.
El mismo Banco Central acepta que noviembre y diciembre son meses particulares, especialmente por la entrada de dólares impulsada por las empresas.
En el caso del año pasado, si bien el colón se apreció durante diciembre, en enero el dólar buscó nuevamente el techo de la banda, marcado por el Banco Central, entre ciertas volatilidades.
“Dado que se mantiene un alto grado de incertidumbre en cuanto a la forma y vigor que tomará la recuperación de la economía mundial el próximo año, lo prudente sería evitar caídas fuertes del tipo de cambio. Considero que las variaciones que se presenten deberían ser moderadas”, visualizó José Antonio Cordero, del Centro de Investigación en Economía y Políticas, con sede en Washington, Estados Unidos.