Enviar
Tinta electrónica decepciona

Portada de revista con esta tecnología hizo pensar que la era de los titulares cambiantes estaba a la vuelta de la esquina

Nueva York
EFE

La “tinta electrónica” que la revista Esquire ha hecho llegar a los quioscos pretende ser una vuelta más de tuerca en las complejas relaciones entre los medios impresos y las nuevas tecnologías, aunque, de momento, ha causado más decepción que sorpresa entre los lectores.
Ya hace una semana que, para celebrar su 75 aniversario, la revista se convirtió en la primera de la historia en utilizar “tinta electrónica” en su portada.
Se trata de una edición limitada de 100 mil ejemplares cuya primera página incluye una pantalla electrónica flexible en la cual el titular “El siglo XXI comienza ahora” cambia de aspecto con imágenes que se iluminan y se apagan.
Para conseguir el efecto, la compañía E Ink usa microcápsulas de tinta que son controladas digitalmente por un pequeño sistema que requiere el uso de pilas.
El hecho de que el sistema no pueda conectarse con otro exterior impide que el titular sea modificado.
Si se incluyera algún dispositivo capaz de conectarse a una red inalámbrica, la portada podría actualizarse al pasar por algún ‘hotspot’, por ejemplo, lo que sí resultaría un paso alternativo más interesante.
La pantalla está dividida en unos pocos segmentos que cambian de color; sin embargo, Esquire está vendiendo el especial a $5,99, dos más de lo habitual, y ha conseguido que se hable de su 75 aniversario en todo el mundo.

Ver comentarios