Tijera a deuda política
Enviar

Pagaremos ¢7 mil millones menos, para financiar campaña electoral

Tijera a deuda política

Presión de LA REPÚBLICA ayuda a reducir costo al público

La factura que usted pagará por las próximas elecciones será menor.

201306232119120.n11.jpg
La reducción será de ¢7 mil millones, dinero que se reservará para financiar las elecciones de alcaldes en 2016.
Además, en el próximo mes, puede darse una segunda reducción de unos ¢13 mil millones, si los diputados así lo votan.
El recorte de la deuda electoral es una urgencia que LA REPÚBLICA advierte desde el año anterior, cuando el Tribunal de Elecciones fijó en ¢43 mil millones el presupuesto electoral.
Esto representaría un incremento de más del 100%, en comparación con la cifra de ¢20 mil millones del ciclo anterior, ajustada por la inflación, lo cual implica que el Gobierno cuente con menos recursos para educación, salud y otros fines.
Peor aún, se trata de dedicar el dinero de los contribuyentes a este fin, en un año en que el Gobierno gastará unos ¢600 mil millones, más de lo que ingrese.
Ante esta situación, advertida por este medio, el Tribunal decidió reducir este gasto, tras haberse dado cuenta de que no se había separado ningún monto para financiar este proceso.
“Con el dinero recortado, el TSE costeará los gastos de organización de los comicios municipales, y al mismo tiempo, cumplirá con las erogaciones correspondientes de la deuda política para dichas elecciones”, dijo el vocero, Andrei Cambronero.
De esta forma, los partidos solo se repartirán ¢36 mil millones, siempre costeados por los costarricenses a través del pago de impuestos.
Con el ahorro de los ¢7 mil millones, habrá dinero para financiar las campañas de alcaldía, programadas para 2016.
Dado que se trata de un monto ajustado por inflación parecido al dedicado en 2010, último año de las elecciones municipales, esto no tendrá ningún impacto en las finanzas públicas.
Además, varias iniciativas ya están en estudio por parte de los legisladores, para reducir el monto de la deuda política a ¢24 mil millones.
Esta medida es bien recibida por varios aspirantes, e incluso Carlos Ricardo Benavides hizo un llamado en este sentido la semana anterior.
No obstante, los diputados no pasan de las palabras a los hechos, pues los partidos no toman la decisión, y el tiempo para aprobar el monto final vence en mes y medio.
“Ese proyecto fue dictaminado por la comisión correspondiente, pero Liberación y el Gobierno parecen no tener interés en aprobar la rebaja, pues no se discute finalmente”, expresa María Jeannette Ruiz, diputada del PAC.
El último día para modificar las reglas en torno a la elección venidera es el 2 de agosto.

201306232119120.n111.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]


 

Ver comentarios