Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Tiger, no tan lejos

Dinia Vargas [email protected] | Viernes 01 agosto, 2014

Tiger Woods buscará ganar por novena vez en el Firestone Country Club. Gregory Shamus-AFP/La República


Tiger, no tan lejos

El estadounidense está a cuatro golpes del líder, Leishman

Tiger Woods obligado a acabar en el tercer lugar o mejor en el Bridgestone Invitacional, arrancó con buen pie tras su tarjeta de 68 golpes (-2) que le permite ponerse a cuatro golpes del líder, Marc Leishman.

La presión es máxima para el ex número uno del mundo, obligado a estar entre los primeros tres lugares para no despedirse antes de tiempo de la posibilidad de disputar los playoffs de la Copa FedEx —los cuatro torneos de octubre donde solo estarán los 125 de su ranking—.
Su tarjeta de dos bajo par de campo le permite soñar, tras la primera ronda por el Firestone Country Club donde ha ganado en ocho oportunidades de las 15 veces que se ha jugado el torneo.
También puede ser un claro signo de recuperación luego de la operación en su espalda y los resultados no tan positivos.
Sus primeros nueve hoyos fueron una montaña rusa entre aciertos y desaciertos. Los nervios le cobraron un bogey en la primera bandera, pero rápidamente —en la dos— con un birdie se ponía par de campo.
Luego sumó tres birdies más (5, 6 y 8) que contrarrestaron con el bogey del 4, pero en especial con ese doble bogey de la bandera 9 —un par cuatro—.
Ya para los últimos nueve hoyos, logró dos birdies más, en el 9 y 16, para acabar con 68 golpes y empatar en el puesto nueve.
“Pegué un montón de buenos tiros”, dijo Woods. “Me enredé en un par de tiros, pero me recuperé en la vuelta”.
Sin embargo, Woods ya tuvo un buen comienzo hace dos semanas en Liverpool en el Abierto Británico (69) y el segundo día se complicó y apenas logró pasar el corte. Ya luego no pudo recuperarse.
En la parte más alta de la tabla se encuentra el australiano Marc Leishman, a quien su tarjeta de 64 golpes (-6) le permitió ubicarse completamente solo.
“Le pegué bien a la bola y en este campo hace que sea mucho más fácil cuando estás en el fairway (calle)”, aseguró Leishman. “Es muy difícil cuando estás jugando desde el rough. Entonces, golpeé mis hierros muy bien y la pelota estaba rodando impresionante. Así que es una buena combinación para un campo de golf difícil como este, espero que puedan seguir adelante”.
Leishman únicamente tuvo dos bogeys en todo su recorrido.
Más abajo con 65 impactos están nombres a los que se les debe tener cuidado: Justin Rose, Charl Schwartzel y Ryan Moore. Los dos primeros ya saben lo que es ganar un Majors y Moore por su parte busca ganarse un puesto en el equipo estadounidense para la Copa Ryder.
Un tibio arranque han tenido tanto Rory McIlroy, reciente ganador del Abierto Británico, y Adam Scott, actual número uno del mundo, quienes han terminado con -1.
La segunda ronda, con el corte incluido será hoy.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR