Enviar
Tiempo de cambios


Las especulaciones sobre una nacionalización parcial de algunos de los grandes bancos recorre Wall Street.
Ante la nueva ola de turbulencia que sacude a los mercados, el Departamento del Tesoro, la Reserva Federal y las otras agencias de regulación bancaria de Estados Unidos prometieron sostener a los grandes bancos del país con inyecciones de capital.
Estados Unidos dará oxígeno a los bancos mediante la compra de acciones preferentes —que son consideradas como deuda y pagan interés, pero no cuentan con derecho a voto—, como en el pasado.
Actualmente el Gobierno posee acciones preferentes por valor de $45 mil millones en Citigroup y los directivos del banco han solicitado al Tesoro que parte de ellas se transformen en acciones comunes.
La Casa Blanca y el Departamento del Tesoro han dicho que prefieren que los bancos sigan en manos privadas.
No obstante, el mercado los está empujando por el camino contrario, ante el convencimiento por parte de analistas de que algunos bancos grandes simplemente carecen de solvencia.
El propio Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal y un defensor a ultranza del libre mercado, dijo la semana pasada que la nacionalización temporal puede ser necesaria.
Aunque la idea de una banca pública parece natural para el costarricense, para la sociedad estadounidense representaría una fractura en el sistema económico que ha impulsado a la potencia mundial a lo largo de su historia.
El crecimiento económico en Estados Unidos ha estado sustentado en los esfuerzos del individuo, en el empuje del sector privado, enraizado en el libre mercado.
La nacionalización de alguno de los grandes bancos de Wall Street, el símbolo por excelencia del sistema estadounidense, representaría un punto de quiebra. El Estado pasaría a jugar, aunque fuera de forma temporal, roles que antes de la crisis habrían sido impensables.
Los cambios que se asoman en Wall Street terminarán por impactar al mundo financiero mundial, pues desde ese centro neurálgico se extienden las señales al resto de mercados alrededor del globo.
Ver comentarios