Enviar
Ticos ungieron a Sir Carter
James Carter, primer estadounidense en ganar los X-Knights tras dominio europeo

Unas 20 mil almas se reunieron para la sexta edición de los X-Knights Riders, el evento del año para quienes gustan de los deportes extremos. Y los pilotos invitados lo hicieron bien, a pesar de que el público tico es exigente y difícil de impresionar.
¿Qué podían hacer los pilotos para superar lo visto en los cinco eventos previos, y que el español Danny Torres no hubiera mostrado ya?
Pues el estadounidense James Carter sacó de su sombrero unos trucos que lograron asombrar a la concurrencia, se la echó al bolsillo desde la primera ronda y lo único que quedaba pendiente era esperar a los que le acompañarían en el podio.
Backflips (vueltas en 360 grados) combinados con otras acrobacias, caídas sin manos y vuelos en los que se salía prácticamente de la motocicleta. Quizá otros los hicieron, pero no con la técnica y la calidad de rutina que el estadounidense.
La primera ronda presentó a ocho contendientes, con la notable ausencia de Danny Torres, quien no pudo recuperarse para la competencia. Aunque igual estuvo, pero en calidad de juez.
En esta etapa, quedaron eliminados Willey Fulmer, Cameron Sinclair y Kota Koyimura. Sus errores: repetir trucos o dudar al momento de realizar un truco, porque eso se notaba, dado que la maniobra quedaba incompleta.
En la segunda ronda quedó confirmada la superioridad de Carter, para quien esto representó su revancha. El año pasado estuvo en el país en este mismo evento, no pasó de la primera ronda y pocos recordaban su nombre.
Igualmente destacaron el español Pedro Moreno y Daice Suzuki, el primero por el padrinazgo de Torres y su virtud de tomar la que fuera su rutina del torero español, recurso suficiente para ser el segundo favorito de la afición.
Suzuki quizá tuvo menos empatía con el público, pero las palmas le agradecieron la presentación enérgica de la segunda ronda.
Acá quedaron en deuda dos caballeros, cuyas credenciales generaron mayor expectativa alrededor suyo: el francés Jeremy Rouanet y el australiano Cameron Sinclaire, ambos con medallas de oro en X-Games pero que salieron sin brillo.
Para el cierre, Carter salió ya sin presión porque el público ya lo había ungido. Moreno tuvo la bendición de Torres y la virtud de su empatía, y Suzuki una rutina constante pero sin que preocupara ni al primero ni al segundo lugar.

Daniel Chacón
Para La República
Ver comentarios