Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Ticos son consumidores más exigentes

Silvia Pardo [email protected] | Viernes 28 enero, 2011



Próxima década traerá compradores más racionales e informados
Ticos son consumidores más exigentes
Productos verdes, híbridos y tecnológicos marcan pauta y definirán futuro de negocios

Si la pasada década respondió a una demanda por movilidad, los próximos diez años muestran signos de una evolución del consumidor hacia un comprador mejor informado, más racional y analítico de las características y más exigente en sus compras.
Este nuevo cliente desea estar a la vanguardia tecnológica en dispositivos de comunicación y entretenimiento, pero también busca una mayor calidad de vida y tiene una fuerte conciencia ambiental.
“El que muchas empresas trabajen con responsabilidad social genera una concientización de los colaboradores sobre la importancia de cuidar el ambiente, la salud y el bienestar de la familia. Siempre y cuando los productos se enfoquen en mejorar la vida de las personas y en tener un impacto positivo, tendrán una mayor demanda”, afirma Jennifer Vargas, asesora de mercadeo de KPMG.
Los efectos por la escasez y encarecimiento de los combustibles más la necesidad de energías renovables serán más urgentes de aquí a 2020, lo que modificará por completo los productos.
Prácticamente todos los artículos que se utilizan en el mundo están relacionados con el petróleo, ya sea para su producción o materia prima, como los plásticos.
Florecerán las fusiones entre productos para facilitar la vida, que unirán varias funciones en un solo aparato; poco a poco se utilizará en mayor medida Internet como herramienta de almacenamiento de datos.
Los signos de que ya se prevé esa demanda en Costa Rica se pueden observar en nuevas tecnologías que hace solo diez años habrían desafiado la imaginación.
En este sentido destacan iniciativas innovadoras como el SkyTwister, una turbina eólica que funciona en edificios de cinco pisos en adelante y que sería capaz de bajar los costos anuales de electricidad hasta en un 60%, al utilizar el viento y no el petróleo como fuente de energía.
A medida que crezcan los efectos de años de destrucción del planeta, aumentará la visión de que los productos que cuidan el ambiente son un derecho, explicó el Dr. Franklin Hernández, director de carrera de diseño industrial en el Instituto Tecnológico.
Los signos de que la exigencia ya se puede observar es el auge de iniciativas como la empresa Florex, que sigue una estrategia verde y ofrece productos de limpieza que contribuyen a reducir la huella ambiental.
“Sí aumentará la demanda por este tipo de productos, porque en forma creciente y constante crece la conciencia ambiental de los consumidores, y por tanto, su nivel de responsabilidad y de exigencia en cuanto a los productos que demandan. Lo que hoy es incipiente, mañana será una fuerte tendencia”, destacó Silvia Chaves, vicepresidenta de Florex, empresa ganadora de múltiples premios por su compromiso con el cuidado de la naturaleza; entre otros, la Bandera Azul ecológica de tres estrellas, el más alto reconocimiento por este compromiso.
La clave en los productos verdes será que garanticen que en realidad cuidan el ambiente, y no que utilicen etiquetas verdes como una estrategia de ventas, pues perderán credibilidad que el consumidor exige.
“Sin duda alguna el mercado costarricense será más difícil, por su elevada educación, alto porcentaje de gente que se informa, similitud de exigencias con los mercados del primer mundo y por la costumbre de defender nuestros derechos”, afirma Hernández.

Silvia Pardo
[email protected]