Enviar
Un grupo de 80 ingenieros costarricenses de Intel trabajó durante dos años en este proyecto
Ticos participaron en diseño de procesador más rápido del mundo

• Intel Core i7 se caracteriza por maximizar el desempeño y manejo de datos

Karen Retana
[email protected]

Un grupo de 80 ingenieros costarricenses participó en la última fase de diseño del procesador más rápido del mundo para computadoras de escritorio
Intel Core i7 es el primer miembro de la familia del Nehalem, el cual fue presentado ayer en el país.
Con ello el talento local demostró que Costa Rica es más que un destino de ensamblaje de productos, en donde su recurso humano es capaz de innovar.
“El talento costarricense fue clave para el logro de esta meta ya que tiene un alto grado de complejidad en el proceso de producción de este nuevo chip. Otro dato importante es que la planta local es la única que lo ensambla y lo prueba”, comentó Juan Diego Trejos, gerente de introducción del nuevo Nehalem.
En este proceso de investigación y desarrollo contribuyó personal de Arizona y Oregón.
El Core i7 se caracteriza por su bajo consumo de energía, esto se hace posible debido a que varios de sus cuatro núcleos “se duermen” si no se necesitan en las transacciones que se realizan. El procesador puede apagar hasta tres de los cuatro núcleos si los requerimientos de procesamiento de información son bajos, ahorro de energía.
Asimismo, tiene el doble de la memoria y ancho de banda que su antecesor, lo que mejora su desempeño, velocidad y capacidad para hacer varias tareas al mismo tiempo.
Por ejemplo, aumenta la velocidad para editar o acceder vídeos o navegar por Internet hasta en un 25%. En el campo médico permitirá analizar en tiempo real diversas pruebas de salud, agregó Trejos.
La manera en que se comunican los transistores dentro del procesador lo convierte en el cambio tecnológico más importante en los últimos diez años, aseguró el representante. 
Ver comentarios