Ticas serían estrellas tecnológicas, dicen expertas
“Nos urge la política para la igualdad de género en la formación y el empleo”, dijo Sindy Chaves, Directora de Investigación de la Universidad Latina. Gerson Vargas / La República
Enviar

Entre las medidas para procurar una mayor participación femenina en los sectores de tecnología, ingeniería y ciencia, destaca dar a conocer a las profesionales en el campo, fortalecer las competencias de los maestros, y crear una política que promueva a las mujeres desde jóvenes a formarse, según expertas consultadas por LA REPÚBLICA.

Incluso se necesita de las redes de apoyo, ya que los trabajos en esta industria demandan mucho tiempo para una persona que sea a la vez técnica y madre.

Además, un cambio cultural desde la niñez es fundamental para romper los estereotipos de género.
Actualmente, las jóvenes a menudo sienten que su contribución no es valorada, incluso se reportan casos de acoso en los lugares de trabajo.

Por su parte, la demanda laboral es alta en los sectores científicos y tecnológicos.

Sin embargo, se trata de pocas mujeres que se están preparando para los puestos de ingeniería y programación, sobre todo en las universidades privadas.

El papel de la mujer en el sector tecnológico se hizo polémico hace poco, cuando un ingeniero de Google —luego despedido— dijo que el cerebro femenino tiende a ser menos lógico que el del hombre, al tener otro tipo de cableado.

En el informe, se presentan las perspectivas de varias expertas nacionales acerca de este tema.

201709071816500.530.jpg
“Tenemos que fortalecer el “Yo sí puedo”, desarrollando autoestima y capacidad de las mujeres”, expresó Ana Eugenia Rojas, directiva de CAMTIC. Esteban Monge/La República

 


Pocas ingenieras


Las graduadas en ingenierías son pocas, sobre todo en universidades privadas, de acuerdo con el Sexto Informe Estado de la Educación (cifras en porcentajes).

Universidades 2000 2014
Públicas 22 36
Privadas 20 26

Paula Brenes

Directora de Mercadeo y Ventas
Universidad Cenfotec

De la población total de la Universidad, la proporción es del 80% hombres y el 20% mujeres. Por otra parte, las mujeres conforman el 40% de los estudiantes con beca, desde 2016 contamos con una beca especial para mujeres, la cual es del 75% en grados técnicos. Para cambiar esta situación, hemos firmado con el INAMU la iniciativa por la igualdad de género y tener una alianza estratégica con la cooperativa Sulá Batsú para actividades de retención de chicas y capacitación docente en temas de género. El bajo nivel de participación femenina en el sector sucede porque falta información a la hora de elegir una carrera, por eso se requiere el apoyo del MEP desde la dirección de Orientación Vocacional, del INAMU, del MICITT, las universidades y el sector empresarial.

Laura Centeno

Country Manager
People Working Corp

El país cuenta con poca mano de obra femenina en tecnología porque las familias y el sistema tradicional educativo no incentivan a las mujeres a asumir el reto de romper las barreras hacia estas carreras. Desde etapas escolares, se debe promover la tecnología como la mejor forma de mantenerse vigente, de adaptarse a los cambios de nuevas aplicaciones y formas de comunicación eficientes. Debemos empoderar a las mujeres para que rompan sus propias inseguridades. Las posiciones están disponibles, los “headhunters” andan buscando talento para cubrir las necesidades de sus clientes, y si las mujeres se incorporan en carreras de este tipo, las empresas seguirán invirtiendo en aquellos países donde logren suplir sus necesidades.

Sindy Chaves

Directora de Investigación
Universidad Latina

Para cambiar el modelo actual necesitamos inculcar en las niñas la pasión por la ciencia y tecnologías, incluyendo una ardua labor con los maestros. Para que las mujeres aprovechen las oportunidades profesionales en este sector, necesitamos más iniciativas como programas de capacitación y que idealmente involucren el MEP. Adicionalmente, nos urge la política para la igualdad de género en la formación y el empleo. En cuanto a las recomendaciones a las mujeres, que dejen todo miedo atrás, es un área sumamente gratificante. Se requiere mucho estudio, pero si es algo por lo que se sienten apasionadas, les ayudará a superar cualquier momento difícil, caer y levantarse es parte del camino, pero ese es el aprendizaje más rico porque nos hace más fuertes.

 

Sol Echeverría

Socia directora
Factor Humano

Hay muchos estereotipos que se siguen transmitiendo por nuestros propios hábitos de crianza, y generalmente las matemáticas y ciencias no se perciben como actividades “de mujeres”. A menudo también hay un desconocimiento de las personas cercanas a las jóvenes, que genera falta de interés en que entren a carreras científicas, matemáticas o tecnológicas. Mientras las mujeres que ya eligieron el camino en tecnología, viven las situaciones discriminatorias a nivel universitario y laboral. Para incrementar la participación de las mujeres en el sector se requiere mayor exposición vocacional, dar a conocer a más mujeres profesionales en el campo, y generar tanto redes de apoyo como incentivos reales. Entre las mujeres destacadas en este campo está Alicia Chong, cofundadora de una empresa en tecnología para la salud "Bloomertech".

 

Andrea Maradiaga

Coordinadora de Programas
MenTe en Acción*

Entre los factores que generan ausencia de mujeres en el sector tecnológico está la forma en que se socializan los roles de género desde la niñez, que generalmente dirigen al niño a orientarse por juguetes que estimulan el descubrimiento, la competición, la aventura y la ciencia. Otro factor es la falta de apoyo por parte de los padres al momento de elegir una carrera Las mujeres que logran ingresar a una carrera del área tecnológica a menudo encuentran situaciones machistas, y con mayores obstáculos que los hombres, lo que lleva a que un gran porcentaje abandone. Para las jóvenes, nuestra recomendación es que reconozcan la importancia de su participación en la industria, somos igual de capaces que los hombres para innovar y liderar estas áreas.
* Mujeres en Ciencia y Tecnología

 

Ana Eugenia Rojas

Directiva
CAMTIC*

Es preocupante como ha disminuido el número de mujeres en carreras tecnológicas, bajando del 30% en los años 80 a menos del 15% en la actualidad, cuando en este periodo la oferta de trabajo ha aumentado. Podría ser que no les atrae, creen que es difícil, o que es una carrera para hombres, así que optan por otras que no tienen demanda laboral como preescolar, trabajo social, y relaciones públicas. Otro problema es la alta deserción de las mujeres que inician una carrera en TIC, las razones incluyen bullying de compañeros, acoso sexual de profesores, varios de los cuales son poco capacitados en temas de equidad. Para mejorar debemos incorporar las actividades con las que las niñas, desde la primaria, se familiaricen con conocimientos básicos tecnológicos de manera amena, así como fortalecer las competencias de los maestros. En el ámbito empresarial, se trata de crear programas que motiven a las mujeres para que se postulen a puestos tecnológicos donde puedan combinar familia y maternidad con su desempeño profesional, así como ocupar puestos de liderazgo.
* Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación

 

Ingrid Rosenberg

Socia directora
Talent Advisors

Faltan esfuerzos dirigidos exclusivamente a animar a las niñas para que se interesen en los temas de tecnología e ingeniería. De hecho, las preferencias tienen que ver con el juego en etapas tempranas, y el interés que se desarrolla en las niñas a partir de estereotipos y en cómo son reforzados por la sociedad. También encuentras como juguete para niñas la llamada “mi primera plancha”, esto es un mensaje fuerte para ellas sobre su rol. Por otro lado, hay ejemplos de mujeres exitosas como Sandra Cauffman de la NASA, pero a mí me gustaría pensar en que son exitosas todas aquellas que trabajan a diario en empresas científicas locales, y que son tan buenas como sus colegas de género masculino.

 

Carolina Vásquez

Ministra
MICITT

Acciones como la que mostró Google y otras empresas de despedir a personas que hagan comentarios que desvaloricen a las mujeres, son ejemplos de que vamos por muy buen camino. Debemos insistir sin cansarnos para lograr que las mujeres formen parte de este futuro que hoy nos alcanza, como actoras activas y no pasivas, no ocupando los peores puestos en esta revolución tecnodigital. En Costa Rica, destacamos la historia de la Dra. Sindy Chaves, quien en 2012 fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional Clodomiro Picado Twight en Tecnología, seguida dos años después por Tatiana Trejos y Eugenia Corrales. El MICITT por su parte promueve la igualdad entre mujeres y hombres en la formación científica y tecnológica.

 

Paula Vargas

Gerente Desarrollo
Softland Costa Rica

Considero que hay que incentivar la educación técnica en un mundo que se mueve dentro de cambios tecnológicos y el internet de las cosas, impulsar que más mujeres tengan un mejor perfil académico, desarrollar habilidades gerenciales y administrativas para lograr puestos de mando, todo esto contribuye a desarrollar proyectos de vida personales, familiares y profesionales. Asimismo, nos ayuda a alcanzar una equidad de género necesaria para el desarrollo y crecimiento del país.

Ver comentarios