The Whisk, maestros del pan artesanal
The Whisk es el sueño hecho realidad de David Gómez, chef y panadero, y Cali Roberts, repostera, en la foto junto a su hija. Gerson Vargas/La República
Enviar

The Whisk, maestros del pan artesanal

 En este café y panadería amasan el sueño de compartir solamente comida rica. Lo hacen sin químicos, ni preservantes añadidos


San José tiene en algunos sitios no tan transitados y que son verdaderos oasis en los que el buen comer se vive a plenitud.
The Whisk Artisan Food es un vivo ejemplo de esos rincones que quien los descubre, no deja de visitarlos.

201503192335130.m33.jpg
Esta cafetería y panadería artesanal es el sueño hecho realidad de sus propietarios Cali Roberts, repostera, y David Gómez, chef y panadero.
En diciembre de 2013 empezó la idea de hacer productos artesanales que, como primera regla, a ellos les gustaran.
“Nuestra filosofía es hacer creaciones de alta calidad, realmente deliciosa. No pretendemos hacer alta cocina, solo comida rica sin químicos ni preservantes agregados”, explicó Roberts.
Con satisfacción, estos entusiastas de la cocina comentaron que todos sus productos son artesanales, desde su amplia variedad de panes, hasta los postres.
Una buena manera de descubrir su oferta es con el emparedado de pesto con queso de cabra y tomate, elaborado en pan sourdough.
La principal característica de este producto está en su masa con un toque de acidez y una corteza dura. Esto se logra al trabajar con una técnica de fermentación natural conocida como masa madre, esta emplea solo harina y agua.
La combinación con el queso artesanal de cabra se complementa de maravilla, mientras que el pesto elaborado en casa crea un contraste agradable. El resultado es un conjunto de sabores intensos en la boca que no se olvidan.
“Nuestro pesto es diferente porque nosotros mismos lo elaboramos. En lugar de piñones usamos almendras, como se hace en Sicilia. Es más liviano que uno tradicional, porque los piñones son más aceitosos que la almendra”, aseguró el chef.
Una segunda recomendación para adentrarse en la oferta de The Whisk es su emparedado de pollo en pan multigrano. Un dato interesante es que se elabora con tres tipos de harina: blanca, de centeno e integral.
Además, en su masa se incluye una combinación de linaza entera y molida, quinua, semillas de ajonjolí, semillas de girasol y avena.
“En el interior de este pan ponemos pollo rostizado aderezado con tomate seco y un aderezo especial. Le ponemos tomate fresco y le fundimos queso. El pan y su sabor a nuez se complementa muy bien con el sabor dulce que aportan los tomates secos”, agregó Roberts.

El toque dulce
En la cafetería y panadería artesanal, la repostería se ganó un lugar en el gusto del cliente. En ocasiones cuesta decidirse entre sus cupcakes, queques y rollos dulces.
Entre todos, el queque de zanahoria tiene un lugar de privilegio. La repostera explicó que, cuando trabajaba en la receta, se planteó no hacer un pan de zanahoria lleno de nueces y pasas de poca calidad, como los que siente que abundan en el mercado.
“Nuestra receta tiene más zanahoria, un toque húmedo y algo de nuez moscada. Lo que busco no es ser mejor que otro; a través de las recetas intento volver a recuerdos y sabores de mi infancia”, mencionó Roberts.
Ambos emprendedores sienten que el público entiende y valora la propuesta artesanal de The Whisk. Incluso ellos mismos se toman el tiempo de conversar con los visitantes y comentarles cómo se elabora el auténtico pan y repostería artesanal.

 

Ver comentarios