Terrorismo redefine elecciones presidenciales en Francia
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

Beauvais, con su población de 55 mil habitantes, es una típica ciudad francesa de provincia. Tiene una catedral gótica, plantas textiles cerradas hace tiempo y proyectos residenciales multiculturales de la década de 1960 que rodean su centro histórico.

Desde los ataques del mes pasado en Niza y la Normandía rural, el lugar está convulsionado por la ansiedad y la sospecha.

“El miedo es contagioso”, dijo Alain Giblin, un ex maestro de 68 años, la semana pasada después de misa en la ciudad donde vivió toda su vida. “No quiero vivir pensando que toda persona que veo podría ser un enemigo. Pero nos encaminamos a eso”, dijo.

La inquietud ha crecido en sitios como Beauvais conforme el alcance de los terroristas se expandía, pasando de la capital francesa en noviembre al sur y luego a la costa norte en menos de dos semanas de julio. Ese cambio de foco ha desestabilizado a toda la población, tanto provincial como metropolitana, ya que este verano de terror domina el debate político en Francia ocho meses antes de las elecciones presidenciales.

La seguridad y la lucha contra el terrorismo son ahora por una gran diferencia las principales preocupaciones del público francés, aun en medio de una economía deprimida y un desempleo cercano a un récord. Si bien el desempleo fue citado como el mayor problema por una mayoría de votantes en encuestas tomadas a principios de noviembre, las prioridades cambiaron luego de la masacre de Bataclan hacia fines de ese mes.

En la más reciente encuesta, tomada luego del asesinato de un sacerdote la semana pasada en Saint-Etienne-du-Rouvray, cerca de Rouen, la seguridad y el terrorismo fueron las principales inquietudes para 58% de los interrogados. La cifra representa más de tres veces el 17% que citó el desempleo. La encuesta fue realizada por Ifop para el portal de internet Atlántico y publicada el lunes.

“No importa si vives en un pueblo pequeño o en una gran ciudad, la amenaza está por todas partes”, dijo Jerôme Fourquet, encuestador jefe en la empresa parisina Ifop. “El terrorismo y la seguridad son temas que están en las mentes de todos, pero el nivel de miedo y preocupación se ha vuelto tan abrumador, tan masivo, que sobrepasa cualquier otra inquietud”.

Se trata de un sentimiento que probablemente persista, dijo Fourquet, con “consecuencias importantes” para la forma en que se dispute la elección presidencial de 2017, así como para sus resultados.

Después de una serie de homicidios inspirados por el Estado Islámico, 55% de los votantes dicen creer en la repetida afirmación de François Hollande de que Francia está ahora en guerra. Esta es una nueva realidad que los políticos de la oposición han registrado mientras se preparan para desafiar al presidente más impopular de la historia francesa.



Ver comentarios