Enviar
“Terremotos” en la casa
Un estudio relaciona la hiperactividad con un factor genético

Muchos padres lidian con hijos hiperactivos que se comportan como “terremotos” en la casa, centros educativos y en actividades sociales.
A este comportamiento en la personalidad se le conoce como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), por el cual los infantes muestran síntomas como constante movimiento, falta de concentración y hablan incesantemente.
Para conocer más sobre el tema, el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos realizó un estudio donde demostraron que la genética puede ser un factor que contribuye fuertemente para que los pequeños presenten TDAH.
Asimismo, demuestra que el estudio no respalda las opiniones populares de que el TDAH es consecuencia de ver demasiada televisión, mal control por parte de los padres, o de factores ambientales y sociales como la pobreza, el caos familiar o de un consumo excesivo de azúcar y de aditivos alimentarios.
“No hay evidencia científica que confirme que un alimento por sí solo cause TDAH”, dijo Enrique Ruidíaz, neonatólogo panameño.
Los medicamentos estimulantes, recetados por un médico especialista, son recomendables, pero hay que tener en cuenta que suelen causar algunos efectos secundarios como problemas de sueño o dolores de estómago.
Los padres de familia pueden optar por llevar a sus hijos a terapias de conducta, donde se les enseña a mejorar su comportamiento y así desarrollar mejor sus labores en su casa y la escuela.

Luis Diego Coronado
lcoronado@larepublica.net
Ver comentarios