Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



NACIONALES


Terminal aérea en Liberia contra el tiempo

Danny Canales [email protected] | Jueves 11 junio, 2009



Terminal aérea en Liberia contra el tiempo
> Ampliación del Daniel Oduber fue promesa de Arias a los empresarios guanacastecos

Para que la terminal de pasajeros que se pretende construir en el aeropuerto Daniel Oduber de Liberia lleve la tradicional placa de “construida por la administración Arias Sánchez”, se tendrá que correr a la velocidad del rayo o hacer magia.
Ello porque a la fecha ni siquiera se ha firmado el contrato y aún queda una serie de trámites pendientes que demandarán más de un año para ver la estructura operando.
Pero aunque apenas faltan 11 meses para que concluya este gobierno, en el Poder Ejecutivo mantienen la promesa de que la terminal quedará inaugurada por el presidente Oscar Arias.
La construcción de un área donde 1.500 pasajeros puedan esperar su vuelo cómodamente en el aeropuerto liberiano fue una de las promesas de campaña del gobernante a los empresarios guanacastecos.
La ampliación es urgente dado que el viejo aeropuerto de Liberia no ofrece las condiciones de espacio ni los servicios mínimos para atender la creciente afluencia de turistas que ingresan por ese puerto aéreo anualmente.
Con una llegada de turistas al borde de alcanzar los 500 mil en 2008, el Daniel Oduber lo que ofrece al visitante son galerones con pocas sillas, servicios sanitarios y mostradores para aerolíneas, así como abanicos y quioscos de comidas rápidas.
La nueva estructura, en cambio, medirá 23 mil metros cuadrados y contará con dos pisos, ofrecerá aire acondicionado, servicios sanitarios, áreas comerciales y asientos para 1.500 personas.
Suponiendo que la firma del contrato se llegara a dar este mes, la Contraloría General de la República dispondría de 25 días para estudiar si está acorde con la legislación. Es decir que la respuesta estaría para julio.
Ahora, considerando que el contrato no presente vicios legales entonces se dará el siguiente paso, que son las “condiciones precedentes” que es un plazo de seis meses que le otorgará el gobierno a la empresa concesionaria para que resuelva el financiamiento y finiquite estudios y diseño.
Es decir, que si la empresa no tiene problemas para cumplir los requisitos establecidos, sería en enero cuando se iniciaría la edificación de la nueva terminal aeroportuaria y tomando en cuenta que por contrato el plazo de construcción es de seis meses, la obra no estaría terminada para antes de julio del próximo año.
Con esa situación podría emplearse en este caso la vieja frase “nadie sabe para quién trabaja”, ya que este gobierno podría dejarle servido en bandeja de plata al siguiente la colocación de la placa de administración 2010-2014 en la terminal aérea.
No obstante a pesar del gran atraso en el proyecto y que de acuerdo con los plazos dispuestos en el contrato este gobierno ya no tiene tiempo para concluir la obra, Guillermo Matamoros, viceministro de Concesiones, garantizó que cumplirán a los guanacastecos el ofrecimiento de construir una terminal de pasajeros decente en esta administración.
Para cumplir, el Gobierno estaría dispuesto a firmar el contrato cuanto antes, negociar con la empresa concesionaria, recortar el plazo de las condiciones precedentes y —si se puede— recortar también el tiempo de construcción para tener el aeropuerto liberiano ampliado a más tardar en la primera semana de mayo del próximo año.
La obra fue adjudicada mediante concesión al grupo costarricense-norteamericano Coriport, por $35 millones.

Danny Canales
[email protected]