Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Tensiones mundiales no detendrá impulso de la economía global

Redacción La República [email protected] | Lunes 21 marzo, 2011



Tensiones mundiales no detendrá impulso de la economía global

La recuperación económica mundial podría ser lo suficientemente sólida como para resistir el doble golpe del terremoto de magnitud 8,9 en Japón y un aumento de los precios del petróleo desatado por las tensiones en Oriente Medio.
Japón corre el riesgo de hundirse en una recesión y el crecimiento global podría frenarse, pero es probable que la expansión tenga amplitud e impulso para durar. El desempleo está bajando en el mundo, los beneficios de las empresas crecen y la política monetaria es suelta. El Grupo de los Siete organizó su primera intervención cambiaria conjunta el viernes desde 2000 para limitar la amenaza a la economía del Japón.
“La economía global debería pasar estas pruebas y ver una continuación de la prosperidad”, dijo Edward Yardeni, presidente y estratega principal de inversiones en Yardeni Research Inc. de Nueva York. Los inversores comprarán títulos “si y cuando se controlen los problemas nucleares en Japón”.
Yardeni -famoso por haber acuñado la expresión “vigilantes de bonos” para describir a los inversores que castigan a los gobiernos pródigos- predice que el crecimiento global de un 5% este año ayudará a generar un repunte de 15% en el Índice Mundial MSCI de títulos de países desarrollados desde 1.279,69 el jueves, y un aumento en el Índice Standard Poor’s 500 de acciones hasta 1.500 para fin de año, desde 1.273,72.
Economistas de Goldman Sachs Group Inc. y de JPMorgan Chase Co. también consideran que la economía mundial resistirá los golpes dobles de Japón y el petróleo. Goldman Sachs pronostica un crecimiento de 4,8% este año, en tanto JPMorgan predice un 4,4%, superando la media de 3,4% de las dos décadas anteriores.
“Hay una buena cantidad de resiliencia para absorber este nivel de shocks”, dijo David Hensley, director de coordinación económica global de JPMorgan Chase de Nueva York y ex economista en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.
Otros, entre los que se cuenta Ian Plenderleith, ex director ejecutivo del Banco de Inglaterra, están más preocupados. Temen que los riesgos que se acumulan graviten sobre la expansión que todavía enfrenta las secuelas de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión.
Además de los desastres naturales que tal vez hayan dejado más de 10 mil muertos en Japón, las revueltas en Oriente Medio y África del Norte han propulsado el precio del petróleo a más de $100 el barril hasta su nivel más alto desde 2008, amenazando con afectar la demanda y generar inflación. Los costos de los alimentos subieron a niveles máximos récord, y Europa todavía debe resolver su crisis de la deuda.
Las subas del petróleo podrían tener menos impacto en el crecimiento mundial ahora que en el pasado, debido a que es menos probable que los países productores ahorren el ingreso adicional, dijo Paul Donovan, economista global de UBS AG en Londres. Él estima que los países de la OPEP gastaron 66% de sus ingresos petroleros en 2008, más del doble que en 1974, y la necesidad de aplacar las tensiones políticas podría alentar más desembolsos en esta oportunidad.


Pekín