Enviar

Los costarricenses contarán con un nuevo pulmón en San José que aspira a tener el doble de tamaño que la Sabana

Tendremos nuevo pulmón metropolitano

La buena noticia que en forma exclusiva dio a conocer ampliamente ayer este medio, nos permite saber que los costarricenses contarán con un nuevo pulmón en San José que aspira a tener el doble de tamaño que la Sabana.
Esto debemos celebrarlo todos porque se trata de dotar a la ciudad de más espacio verde por un lado, para atraer a la ciudadanía hacia una recreación saludable, y por otra parte contribuir al rescate y protección del río Virilla, uno de los más dañados con esa terrible actitud de tantos años de permitir que las aguas sucias que se vierten diariamente en él (y otros ríos) lo tengan convertido en un foco de contaminación.
El espacio está pensado para que contenga un Ecomuseo, canchas deportivas, ciclovías, lagos, teleféricos, canopy, además de una sede del Instituto Nacional de Aprendizaje.
Si estas actividades van a ser accesibles a todos, sin duda cumplirán con el objetivo de que la gente prefiera la actividad al aire libre que el aislamiento en sus casas frente a un equipo electrónico como única forma, casi, de entretenerse y comunicación con otros.
Sin duda, el que este importante logro se alcance, una vez terminado, dependerá en gran medida de que se garantice en estos grandes y valiosos espacios una total seguridad.
De ser así, se constituirá en un ejemplo de lo que se debe hacer para pasar de las palabras a los hechos en materia de un cambio en los hábitos de vida que nos condujeron al sedentarismo excesivo y, por tanto, al riesgo de enfermedad.
Al darnos esta buena noticia este medio nos informa también que la Caja Costarricense de Seguro Social invierte sumas millonarias para tratar enfermedades relacionadas con el mencionado sedentarismo. Esto nos permite ver con claridad la consecuencia de enfocarse solo a tratar la enfermedad sin prevenirla.
Ojalá el nuevo Parque del Bicentenario fuera también dotado de quioscos donde se vendiera todo tipo de frutas y refrescos naturales, entre otros alimentos saludables, en condiciones de total higiene, para contribuir al cambio de hábitos y para que todo guardara coherencia con el concepto que aparentemente le da vida al proyecto.
En fin, solo resta desear que nada desvíe de ese concepto la magnífica obra concebida por el mandatario que dejará en estos días la silla presidencial.
Ver comentarios