Arnoldo Mora

Arnoldo Mora

Enviar
Viernes 15 Mayo, 2009


¿Tendencias o cuasipartidos?


Todo parece indicar que, luego de cumplir con los rituales constitucionales del 1º de Mayo y coincidiendo con la entrada de un invierno, que se anuncia tan duro como la crisis global que vive el país, la vida política se ha agitado más de lo habitual. Cabría aquí recordar aquello de que si “por la víspera se saca el día”, hemos de concluir que la próxima campaña electoral será más movida aún; por lo que podría culminar con tales sorpresas que, anunciar desde ahora su desenlace, resulta más un presagio de brujos que el fruto de un análisis racional. En vista de lo dicho, considero que lo más relevante en estos días ha sido la lucha de tendencias en el seno de los dos partidos que lograron la mayor representación en la Asamblea Legislativa. De los partidos (?) Unidad y Libertario no hablaré porque están tan disminuidos que ni siquiera tienen lucha de tendencias.
Lo novedoso en el PAC es que ahora se está dando esa lucha, hasta el punto de que ha surgido una cara nueva en la vida política nacional, como es el empresario Román Macaya convertido hoy en beligerante precandidato. Para mí, lo más importante del PAC es saber lo que harán no pocos sectores de sus bases y cuadros medios, no solo porque no sabemos cómo reaccionarán los que pierdan en la lucha de tendencias, sino sobre todo, porque no pocos se han manifestado por una apertura mayor capaz de forjar una unidad con todos los grupos que están en contra del neoliberalismo rampante de los últimos gobiernos.
En cuanto a lo que sucede en Liberación, considero que estamos no ante dos tendencias, sino ante dos cuasipartidos. Lo cual me parece ser un reflejo de la realidad que se vive en esa agrupación, donde dos sectores se enfrentan de manera irreconciliable. Desde la campaña pasada, Liberación se ha dividido entre los neoliberales que obedecen las órdenes de los hermanos Arias y aquellos que siguen fieles a la Socialdemocracia y que se aglutinan en torno al ex presidente Luis Alberto Monge. Cada una de esas corrientes expresa una concepción ideológica contrapuesta, por lo que sus divergencias van más allá de lo electoral, si bien es allí donde más crudamente se reflejan al menos en estos momentos. Según interpreté las denuncias del propio precandidato Araya, fue el Presidente quien dio la orden de que los recursos del gobierno, tanto económicos como humanos y propagandísticos, se pusieran al servicio de la campaña en favor de su delfina. Por lo que Araya reaccionó acusando a Arias de parcialidad y de violación de las normas legales en materia electoral. En lo personal, sospecho que hoy podríamos estar ante dos partidos irreconciliables, que presagian el fin del PLN, incluso como frente electoral unitario.
P.S. Felicitaciones a mi joven y estimado tocayo Arnoldo Mora Vaglio, quien fuera elegido Secretario General del naciente Partido Alianza Patriótica. Sinceramente le deseo el mayor de los éxitos. Todo esfuerzo por organizar las fuerzas antineoliberales debe ser saludado con entusiasmo siempre y cuando busquen establecer una unidad que abarque todos los grupos de esa tendencia. En cuanto a mí, seguiré luchando por que todos los sectores antineoliberales se unan en un solo frente para las próximas elecciones.