Tencent bloquea avance de Uber en China
Enviar

Tencent bloquea avance de Uber en China


La aplicación dominante para reserva de taxis en China tiene amigos poderosos. Uno de los financistas de la aplicación Didi Kuaidi es Tencent, propietario de la aplicación de mensajería más popular del país, WeChat.
Los más de 600 millones de usuarios activos del servicio, de los cuales la mayoría reside en China, utilizan la aplicación para comunicarse con amigos, así como también para recibir actualizaciones y cupones de muchas de sus marcas locales y extranjeras favoritas –con una gran excepción.
Uber no aparece en ningún lugar en WeChat. La empresa dice que sus cuentas comenzaron a desaparecer del servicio el 16 de marzo, empezando por su perfil de soporte al cliente en Hangzhou y en Pekín al día siguiente.
En los siguientes meses, Tencent prohibió o congeló todas las cuentas de Uber en WeChat, dice Emil Michael, vicepresidente sénior de negocios en Uber. La compañía de San Francisco está hablando por primera vez sobre esta práctica, que califica que anticompetitiva, dice Michael.
Uber está gastando furiosamente en China, diciendo a los inversores en una carta reciente que proyecta invertir $1.000 millones allí este año. La empresa dice que el país representa la mitad de las 10 ciudades más activas por número de viajes reservados a través de la aplicación. No obstante, Didi Kuaidi la aventaja considerablemente. Representa 78% del negocio de autos privados del país, según la firma de investigación de mercado Analysys International.
Tencent inicialmente atribuyó los problemas de Uber a violaciones de la política de WeChat y luego a fallas técnicas, según informes en los medios locales. Uber no había hablado del tema hasta ahora. Tencent y Didi Kuaidi se negaron a hacer declaraciones.
La pérdida de WeChat es un golpe particularmente grande para Uber en China. WeChat se ha convertido en una importante herramienta promocional para las empresas que tratan de llegar a los chinos adinerados.
Es poco probable que Uber reciba ayuda del gobierno chino. Pekín tiende a ponerse de parte de las empresas locales antes que las extranjeras, y consecuentemente, Silicon Valley se ha visto afectado.
Uber espera que Tencent finalmente retroceda.
“Creo que, dado que seguimos teniendo éxito, y es evidente que estamos aquí con una perspectiva de largo aliento –tenemos inversores chinos atrás; tenemos asociaciones con ciudades; estamos invirtiendo dinero en la economía local; a los inversores locales les interesa nuestro éxito- ingresaremos más bien en una modalidad de distensión”, afirmó la empresa estadounidense.

Bloomberg

Ver comentarios