Enviar
Temporal se cobra 42 vidas en el portugués archipiélago Madeira
• Gobierno decretará tres días de luto nacional

El número de víctimas mortales causadas por el temporal que afectó el sábado al archipiélago portugués de Madeira aumentó a 42 y el de heridos a 120, informó ayer el secretario de Asuntos Sociales de la región, Francisco Ramos.
Hay un número sin determinar de desaparecidos, más de 250 personas han sido evacuadas y todavía no han sido identificados todos los cadáveres dijo Ramos.
Las lluvias torrenciales y los deslizamientos de tierra provocaron la destrucción de casas, carreteras y numerosas infraestructuras, principalmente en el sur de la isla de Madeira, la zona más afectada.
El depósito de cadáveres fue ubicado en el aeropuerto de Madeira por una cuestión operacional y el Gobierno continúa trabajando sobre el terreno, con equipos en todas las zonas afectadas dijo el responsable de Asuntos Sociales de Madeira.
Los heridos todavía hospitalizados están evolucionando satisfactoriamente y subrayó que el número de desaparecidos se está reduciendo drásticamente dijo Ramos.
En los trabajos de búsqueda intervienen medios especiales de apoyo, tales como un equipo de submarinistas, miembros del Instituto Nacional luso de Medicina Legal y efectivos de la Guardia Nacional Republicana con perros de salvamento.
También la fragata Corte-Real, de las Fuerzas Armadas portuguesas, trasladó hasta la isla de Madeira helicópteros, un grupo médico entrenado para situaciones de apoyo a la población y material de ayuda en catástrofes.
Por otra parte, el aeropuerto de Funchal, la capital del archipiélago, ha recuperado la normalidad, después de que el sábado se suspendieran todos los vuelos.
El Gobierno de Portugal ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para hoy en el que decretará tres días de luto nacional por las víctimas del temporal de Madeira, informaron ayer a Efe fuentes oficiales.
El Consejo de Ministros se reunirá por la mañana para declarar los tres días de luto ante las “calamidades y la catástrofe” causadas por el temporal y con el fin de “estudiar nuevas medidas de apoyo” al archipiélago, informó una fuente del Ministerio de la Presidencia luso.
Miguel Albuquerque, el alcalde de la capital del archipiélago, Funchal, una de las localidades más afectadas, expresó su temor a que el número de víctimas mortales se incremente.
En este momento la mayor preocupación son las casas dañadas e inundadas y los coches enterrados y arrastrados por las aguas en los que, sospechamos, se pueden encontrar más fallecidos, dijo Albuquerque.
Madeira, la principal isla, con 250 mil habitantes, del archipiélago del mismo nombre, fue azotada ayer por un fuerte temporal que en doce horas causó graves inundaciones y deslizamientos de tierra.

Lisboa / EFE
Ver comentarios