Enviar
Temor a riesgo inmoviliza créditos bancarios

• Además de los casos de entidades que toparon su capacidad para dar préstamos, bancos prefieren conservar liquidez que asumir riesgos en la concesión de créditos

Israel Aragón
[email protected]


La limitación en la liquidez que enfrenta la economía internacional y que empieza a sufrir el país ha llevado a los bancos a regir su actuar según el refrán “hombre prevenido vale por dos”.
Actualmente los entes financieros prefieren pasarse de cautos que de imprudentes, actitud les ha llevado limitar considerablemente la expansión de sus carteras crediticias, aunque ello reduzca su rentabilidad.
“Muchos bancos transnacionales están limitando su exposición al riesgo diciendo a sus sedes locales que solo presten lo que capten, que financien los proyectos con sus propios mercados. En la medida en que eso suceda habrá muy poco margen para aumentar el crédito, de finales de este año hasta quizá mediados del que viene”, consideró Luis Sanz, doctor en Economía de la Universidad de Pensilvania y profesor del Incae.
Por esto las restricciones crediticias que enfrenta el país no solo se deben que la legislación busca garantizarles liquidez sino también a una actitud precavida.
“Dadas las condiciones actuales la mayoría de los bancos locales han llegado a tener niveles en sus indicadores financieros cercanos a los mínimos exigidos por la SUGEF (Superintendencia General de Entidades Financieras), por lo que deben dejar de prestar, para no caer en zona de intervención”, dijo Luis Mesalles, economista.
La situación internacional ya había puesto a los bancos a buscar cómo asegurarse liquidez, razón por la que la reforma en la legislación buscó que no fueran castigados por ello, aunque implique tener menos rendimientos.
“Lo que se busca es que los bancos estén más líquidos, que aumentemos disponibilidades e inversiones de corto plazo y que no seamos castigados por no alcanzar rentabilidades reales positivas, algo difícil en el actual entorno”, dijo Bernardo Alfaro, subgerente general de Riesgos del Banco Nacional.
“Ciertamente el crédito creció mucho en el 2007, entre el 40 y el 50% según la entidad. Pero la razón principal para su limitación es la autorregulación, pues las entidades prefieren estar más líquidas para garantizar los depósitos de sus clientes”, dijo Marco Garro, asesor de la Cámara de Bancos.
“Existe preocupación en el sector por el crecimiento experimentado en la tasa básica pasiva, que es la tasa de referencia que se utiliza para ajustar la mayoría de los créditos otorgados en colones. Muchos créditos han sufrido ajustes en sus tasas de entre el 3% y el 6%. Indudablemente los bancos vemos con cautela esta situación y estamos endureciendo los criterios de análisis de las nuevas solicitudes de crédito, probablemente utilizando tasas de referencia más altas que la Tasa Básica Pasiva para protegernos”, consideró Arnoldo Trejos, subgerente comercial del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito).
De acuerdo con los jerarcas del sector en el futuro podrían enfrentarse nuevos riesgos. El primero de ellos sería menos acceso a líneas de crédito del exterior, lo cual reduce la liquidez potencial y obliga a colocar a un menor ritmo en dólares.
Otro consistiría en la posibilidad de llegara tener menor “suficiencia patrimonial, en caso de que la calidad de las carteras vigentes se deteriore y se generen menores utilidades, en momentos en que sería difícil agregar capital. A esto se agrega el que la liquidez en colones viene en descenso, pues el Banco Central ha vendido buena parte de sus reservas para soportar la dolarización del público”, afirmó Alfaro, del Banco Nacional.
Ver comentarios