Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



COLUMNISTAS


Tema: la vaca

Claudia Barrionuevo [email protected] | Lunes 29 junio, 2009



Tema: la vaca


Para escribir una columna hay que encontrar un tema. No es difícil: los temas sobran. El problema es escoger uno.
En esa disyuntiva me encuentro hoy. Hay tanto para comentar que debo escoger —y por lo tanto desechar— algún tema.
No voy a escribir sobre los tiburones rellenos de cocaína porque ya comenté sobre el helicóptero sobrecargado de esa droga. No voy a hablar de la terrible ineficiencia de la seguridad en nuestro país porque tendría que criticar nuevamente a la pobre señora Del Vecchio y va a terminar creyendo que tengo algo personal en su contra y no es así. Además volvería a evidenciar el conflicto permanente entre doña Janina y el fiscal general.
Así que no: desecho el tema.
Podría hablar de otro problema sumamente grave: la cantidad de altos funcionarios del Poder Judicial que al parecer reciben dinero del narcotráfico. Ya sé que no puedo mencionar los nombres de los jueces que han dejado libres a varios delincuentes y que poco tiempo después de haber sido separados de sus cargos son reinstalados. Repetir que lo peor que le puede pasar a una sociedad es perder la confianza en quienes administran la justicia me deprime y ya tengo suficientes motivos para deprimirme.
Lo olvido.
Otro tema que me puede hundir en la tristeza es el gasto millonario —no, no es gasto, es botadera de dinero— en el que incurrió la Caja Costarricense de Seguro Social en un programa de computación que nunca sirvió. Me niego a recordar los grandes negociados que se han hecho con la seguridad social de este país. Me rehúso a imaginar hasta qué punto podrían haber mejorado los hospitales si esos 1.000 millones de colones dilapidados se hubieran invertido en ellos.
No, descartado.
De lo que sin lugar a dudas no debo hablar es de la candidatura a diputada en el primer lugar de una ex primera dama. A la señora en cuestión siempre la he considerado inteligente y discreta. De modo que no voy a decir que le creí cuando una mañana aseguró enfáticamente en un programa radial que no se postularía. No contaré el tamaño de mi sorpresa cuando esa misma tarde la dama había “cambiado de opinión”. No me voy a preguntar por qué una señora que siempre ha mantenido un bajo perfil quiere estar en ese lugar horrible que es la Asamblea Legislativa. No me lo voy a preguntar porque no me debo responder. Es más no debo comentar nada al respecto pues me arriesgo a que sus defensores pidan espacio en el periódico para insultarme.
Tema eliminado
Entonces no sé. Porque hablar sobre la espantosa bacteria que se ha cobrado varias vidas en los hospitales o del deceso de Michael Jackson es hablar de la muerte. Preferiría hablar de la vida.
He rebuscado entre todos los temas de la semana y sigo sin encontrar uno.
Me gustaría volver a tener diez años y no preocuparme por nada más que el tema de la redacción que me propuso la maestra: la vaca.

[email protected]