Enviar
14 canales tendrían que devolver frecuencias al Estado
Televisoras en riesgo de apagón
Permisos vencieron con entrada de apertura telecom

Al menos 14 empresas de televisión abierta corren el riesgo de sufrir un apagón en sus sistemas, al verse en la obligación de devolver al Estado algunas de las frecuencias con que envían su señal aérea.
Esto debido a que los permisos temporales vencieron con la entrada en vigencia de la apertura en telecomunicaciones.
La medida afectaría también a una decena de empresas que prestan servicios telecom, que usan radiofrecuencias para comunicarse con el personal o incluso para la vigilancia.
El problema radica en que anteriormente para tramitar sus permisos las compañías debían acudir a la Oficina de Control de Radio, la cual fue cerrada con la aprobación de la apertura en telecomunicaciones.
Las funciones de este ente fueron asumidas por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel); sin embargo, con el cambio se produjo un vacío legal con respecto a los requisitos que debían cumplir las televisoras.
El proceso constaba de tres etapas: la primera era la de reserva de frecuencia, donde las compañías “apartaban” un rango de frecuencias microondas para operar, y durante cerca de seis meses montaban la red, hacían las pruebas técnicas y cumplían con los demás requisitos.
Estas frecuencias son las que utilizan las empresas para llevar su señal desde sus torres transmisoras hasta la antena del televisor en los hogares.
La segunda etapa era la del acuerdo, donde se daba por un hecho que la compañía había cumplido todo lo necesario y se daba el permiso para operar.
La última era la firma del contrato.
No obstante, con el cierre de la Oficina de Control de Radio una veintena de compañías (14 de televisión) quedaron en la etapa de “reserva de frecuencias”, sin que se supiera entonces dónde presentar los requisitos restantes y cómo hacerlo.
Algunas de ellas comenzaron a operar, otras siguieron con las pruebas técnicas y otras quedaron “en pausa”, a la espera de que se aclarara su situación.
A raíz de ello el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones consultó a la Procuraduría qué se debía hacer, y esta determinó que ese estatus de reserva de frecuencias “expiró” con la entrada de la apertura del sector.
“Las empresas que no concluyeron su trámite de concesión o acuerdo no tienen derecho a explotar las frecuencias; es decir, caducó su derecho”, dijo Juan Manuel Campos, analista de Ciber Regulación y representante de algunas de las empresas.
Por ello, ahora en caso de optar por nuevas frecuencias deben ganarlas en concurso público, de acuerdo al criterio de la Procuraduría.
Esta situación preocupa a los representantes del sector, quienes ahora están a la espera de lo que pueda resolverse.
Al respecto, LA REPUBLICA buscó la opinión de varios de los empresarios de televisión afectados, así como de la Sutel y de la Rectoría de Telecomunicaciones, pero al cierre de edición no habían respondido o prefirieron mantenerse a la espera de lo que suceda.

Luis Valverde
[email protected]


Ver comentarios