Teletrabajo impulsará empleo en zona rural
“El teletrabajo es importante porque muchas veces se aborda desde la perspectiva de lo urbano y de la empresa privada. Nosotros buscamos reducir la brecha digital y tratar de que Costa Rica sea un país más balanceado llevando estas oportunidades a poblaciones vulnerables”, afirmó Humberto Pineda, director de Fonatel. Gerson Vargas/La República
Enviar

Cada vez hay mayor penetración de celulares y computadoras en el territorio nacional, lo mismo ocurre con la conectividad y esto es una enorme ventaja para impulsar el teletrabajo. Sin embargo, esto no sucede en las zonas rurales.


Allí persisten brechas tecnológicas, que si se logran reducir colaborarán a disminuir el desempleo, principalmente el de la población femenina y personas con discapacidad, dos de los grupos más vulnerables y que más cuesta incorporar a la fuerza laboral.
Es por esto que el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) tiene programas que están atendiendo la reducción de la brecha digital para que las empresas que apuestan por el teletrabajo lo lleven a estas zonas.
Uno de ellos es Hogares Conectados, que en seis meses ha llegado a unos 13.500 hogares lo que significa que tiene unos 50 mil habitantes conectados. Para esto ya se invirtieron unos $300 millones.
“En esos hogares hay cerca de 20 mil estudiantes y unas 1.900 personas con discapacidad que hoy tienen una oportunidad de tener el paquete completo: computadora e Internet y que les permite ser más autosuficientes. Además, el 95% de los hogares conectados es de jefatura femenina y eso es significativo”, afirmó Humberto Pineda, director del Fonatel.
Lograr que en zonas rurales tengan posibilidades en igualdad de condiciones que los habitantes de las urbanas a través de las tecnologías no solo impulsará esa modalidad de trabajo, sino que servirá de aliado para procesos de emprendimiento, autoempleo formal, y la creación de pequeñas y medianas empresas en estas poblaciones.
“El 59% de esas familias solicita que se le den mayores habilidades digitales y mayor capacitación y alfabetización digital para hacer un uso más productivo de la banda ancha, Internet y las computadoras, eso les permitirá tener mayores oportunidades en una economía digital y en una cuarta revolución industrial, que nos está pasando a todos por encima y es necesario tomar acciones”, agregó Pineda.

Grandes brechas

La penetración de la tecnología cada vez se amplía más; sin embargo, para los habitantes de zonas rurales persisten las carencias.

201704031754030.rec-6.jpg


Fuente: INEC y Fonatel

Ver comentarios