Enviar
Telefónica demanda a Telmex y Telcel por monopolio

México
EFE

Telefónica México demandó por primera vez a sus principales competidores, Telmex y Telcel, del magnate Carlos Slim, ante las autoridades mexicanas de la competencia por abuso de dominio y prácticas monopólicas, anunció ayer el presidente de la filial, Francisco Gil Díaz.
En los últimos días Telefónica presentó cinco expedientes de “declaración de dominancia” ante la Comisión Federal de la Competencia (Cofeco) de México por la supuesta posición abusiva de estas empresas en su interconexión, en el tránsito urbano y hacia el usuario final.
Ayer mismo presentó un nuevo expediente, en este caso, una denuncia por prácticas antimonopólicas contra Telcel, la operadora de celulares del grupo Telmex.
El objetivo de estos expedientes es que la autoridad impida esas prácticas y obligue a las empresas a competir en igualdad de condiciones, según Gil Díaz.
Cuatro de estos procedimientos van en contra de Telmex, la operadora de telefonía fija que tiene el dominio del mercado mexicano y a quien Telefónica reclama la libre interconexión.
Según el secretario general de Telefónica México, Yago Bazaco, “no tiene sentido que con cuota del 73 por ciento en telefonía móvil y de más del 90 por ciento en fija nunca hayan sido declarados dominantes pese a los intentos de la competencia”.
Este tipo de expedientes no se habían presentado desde hace más de diez años y Telefónica confía en que el cambio de regulación y la apuesta del presidente mexicano, Felipe Calderón, por abrir los mercados a la competencia les permitirá obtener un fallo favorable de las autoridades.
Como ejemplo de estas prácticas de dominio y del perjuicio que causan a Telefónica, Bazaco aseguró que mientras Telcel cobra un peso ($0,09) por llamadas entre sus teléfonos celulares, cobra a Telefónica por interconexión 1,39 pesos ($0,12) que esta empresa debe trasladar al coste del usuario final.
Telefónica considera que estas prácticas suponen costes adicionales y atan a la empresa “de pies y manos”.
El anuncio se produce días después de que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) resolviera obligar a Telmex que facilite en el plazo de díez días la interconexión al Grupo de Telecomunicaciones Mexicanas (GTM), filial en telefonía fija de Telefónica.
La empresa de Slim argumentó que GTM viola las leyes mexicanas de inversión extranjera, que prohíben la inversión foránea mayor al 49% en ese sector, pero la permiten al 100% en telefonía móvil.
Gil Díaz insistió en que GTM está participada en un 49 por ciento por Telefónica mientras que el 51 % restante está en poder de Enlaces del Norte, una empresa autorizada para la inversión neutra desde el año 2000.

Ver comentarios