Enviar
Costo de tarjetas irá de ¢2.500 a ¢10 mil
Telefonía prepaga lista  para entrar

• ICE espera comercializar el nuevo sistema de telefonía móvil a fin de año
• País muestra un rezago de diez años en la prestación de ese servicio en relación con el resto del istmo

Danny Canales
[email protected]

El proyecto para poner en marcha el servicio de telefonía celular prepago en el mercado nacional logró dar un paso adelante.
Esta semana fueron aprobadas las tarifas que se cobrarán por el servicio cuando se ponga en marcha.
La telefonía prepago consiste en una tarjeta recargada con un monto determinado de dinero —que los usuarios pagan por adelantado— para realizar llamadas por un plazo convenido.
Hay tarjetas de 30 días, 45 días y 60 días, por las que se cobrarán ¢2.500, ¢5 mil y ¢10 mil, respectivamente.
Las tarjetas podrán ser reutilizadas cuando venza el plazo; sin embargo, si el usuario no las recarga a los cinco días de vencida, se le desactiva el servicio.
Los montos que se cobrarán por el servicio prepago fueron aprobados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).
“El servicio facilita el acceso universal a la comunicación y el control del consumo telefónico por parte del usuario”, comentó Fernando Herrero, regulador general.
Asimismo, el nuevo sistema permitirá que los grupos de menores ingresos y los turistas tengan acceso a los servicios de celular.
Para el servicio prepago los usuarios no tendrán que cancelar el depósito de ¢12.500 que se cobra actualmente por acceder a la telefonía celular.
Además, las tarjetas recargables se pueden adquirir en cualquier establecimiento comercial, lo que facilita su acceso. La telefonía pospago se puede adquirir solo en las oficinas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
La expectativa del ICE es poner en marcha la telefonía prepago para finales de este año, dijo Claudio Bermúdez, subgerente de Telecomunicaciones del Instituto.
Con ese propósito el Instituto analiza la oferta realizada por nueve compañías que se disputan el concurso de venta de la plataforma que requiere el sistema.
La plataforma que pretende contratar el ICE tendrá acceso para 2 millones de cuentas, comunicó el subgerente. Aunque el Instituto planteó un precio tope de $17 millones, hubo ofertas desde los $6,5 millones.
Para prestar el servicio el Instituto requerirá más líneas telefónicas. Para ello, valora la compra de al menos 220 mil soluciones de forma rápida.
Actualmente Costa Rica es el único país de Centroamérica que no ofrece telefonía prepago. Incluso registra un atraso en la prestación de ese servicio de diez años con respecto a El Salvador, Guatemala y Honduras.
La comercialización de los servicios prepago es de trascendental importancia para el ICE debido a que es el servicio al que más están apostando las empresas.
Las autoridades del Instituto saben que si llegan las empresas competidoras al país y no está preparado, podría perder un importante nicho del mercado.



Ver comentarios