Enviar
Jueves 4 Junio, 2015

Telecomunicaciones para más y mejor democracia


Como Viceministro de Telecomunicaciones he asumido con entusiasmo el reto de impregnar el rostro humano en el sector y al final del gobierno, heredarles a las futuras generaciones un país con logros evidentes en acceso y servicio universal, mediante la definición de políticas públicas claras y cuyo cumplimiento será posible con los recursos del Fondo Nacional de las Telecomunicaciones (FONATEL).
En Costa Rica alrededor del 36% de los hogares está suscrito a Internet fijo y un 75% de los habitantes a Internet móvil. Nos ubicamos en la posición 55 a nivel mundial y en la posición sexta a nivel americano, respecto al índice de desarrollo de las tecnologías de la UIT 2014; sin embargo, aún tenemos mucho camino que recorrer.
Contar con el Plan Nacional de las Telecomunicaciones es una prioridad para el Viceministerio de Telecomunicaciones como instancia técnica del sector dentro de la Rectoría; este deberá garantizar el cumplimento del marco legal existente, respetando el concepto de neutralidad tecnológica, pero sobre todo, estar alineado con el Plan Nacional de Desarrollo y con la estrategia para la reducción de la pobreza “Puente al Desarrollo”; planteados por la Administración Solís Rivera.
Hace ocho meses asumí la coordinación de la “Comisión de articulación de los programas de acceso y servicio universal con solidaridad de FONATEL y su relación con el PNDT” desde el Consejo Presidencial Social y ahora como viceministro continúo con este reto que permitirá alcanzar los objetivos de disminuir la brecha digital y democratizar el acceso y servicio universal; de manera que los recursos se inviertan en los grupos vulnerables de la sociedad.
En este proceso ha sido vital el respaldo y compromiso de la señora Vicepresidenta de la República.
Otro gran reto es generar seguridad jurídica en el sector de las telecomunicaciones, para crear un ambiente propicio para la atracción de inversiones y el desarrollo de nuevos emprendedurismos que impulsen el dinamismo económico.
Para alcanzar los retos impuestos en materia de empleo, fomento del emprendedurismo e innovación, Internet se convierte en una herramienta aliada para construir más y mejor democracia, mediante la rendición de cuentas y la transparencia; para ello debemos avanzar en gobierno digital.
Apoyar el proceso de reingeniería educativa nos permitirá contar con escuelas y colegios totalmente conectados; que los estudiantes, indistintamente de su condición socioeconómica, tengan acceso a equipos e Internet de calidad.
Esta semana se instauró una subcomisión liderada por el Ministerio de Educación y el Viceministerio de Telecomunicaciones, para definir una política pública de alfabetización digital y articular al resto de las instituciones del Estado.
Nuestros países requieren la construcción de políticas públicas visionarias, modernas y revolucionarias. El papel del regulador es fundamental para garantizar la competencia efectiva, servicios de calidad y sobre todo seguridad jurídica; sin embargo, esta tarea trasciende la responsabilidad de los Estados e involucra a los actores privados, a los operadores y a las cámaras.
Hace un cuarto de siglo, para quienes pertenecemos a la generación de migrantes tecnológicos, era imposible pensar que Internet y la convergencia tecnológica serían las herramientas de desarrollo más importantes de principio de siglo XXI; sin embargo, hoy tenemos en nuestras manos el poder hacer de Costa Rica un ejemplo a seguir en el concierto de las naciones.

Emilio Arias Rodríguez
Viceministro de Telecomunicaciones