Tele por Internet atrapa ticos
Nuestro servicio de video beneficia a las personas que no tienen o les preocupa utilizar su tarjeta de crédito en Internet, dijo Carlos Ríos, director país de Claro Costa Rica. Marco Monge/La República
Enviar

Cuatro empresas ofrecen servicio en el país

Tele por Internet atrapa ticos

Se requiere una conexión con velocidad de al menos un megabit

Cada vez más costarricenses prueban la televisión por Internet y se comienzan a cuestionar la permanencia de un contrato con una empresa cablera o satelital.
Series y películas disponibles en cualquier  momento y lugar es el principal beneficio que ofrece esta tecnología.

201404292258350.n11.jpg
Para disfrutarla solo se necesita  una computadora, un smartphone o una tableta con una conexión de banda ancha fija o móvil a Internet, con un mínimo de un megabit de velocidad.
Netflix fue la primera empresa en ofrecer este servicio en Costa Rica en setiembre de 2011.
Sus clientes pagan $8 mensuales mediante tarjeta de crédito o débito y tienen derecho a ver todo el contenido que deseen de forma ilimitada.
Sus contenidos se actualizan constantemente, incorporan material latinoamericano y producciones originales como la premiada “House of Cards”.
Google abrió su sección de Películas digitales en la tienda de aplicaciones móviles Play Store para Costa Rica hace dos meses.
Lo único que hay que hacer es ingresar al sitio www.googleplay.com desde un smartphone con el sistema Android y alquilar una película como “Gravity” por ¢2.100 o comprarla por ¢6.900.
Tigo lanzó el servicio de Video en Demanda (VOB, por sus siglas en inglés) para sus clientes del sistema de cable digital con una conexión a Internet superior a tres megabits en marzo.
Si tiene Internet con otro proveedor, tendrá que desembolsar unos $7 mensuales.
Se trata de una especie de videoclub en línea, donde se puede escoger entre 2.500 títulos como películas, documentales o series de forma gratuita.
Si desea una película reciente, podrá observarla por unos $5, explicó Norman Chávez, de Asuntos Corporativos de Tigo para Costa Rica.
En tanto, Claro presentó hace unos días su servicio de televisión por Internet o “streaming”, dirigido a sus clientes de telefonía celular ya que el cobro se sumará a la factura de este servicio o debitará del saldo disponible.
Los clientes pospago podrán probar este servicio gratis durante el primer mes por motivos de introducción.
Después tendrán que desembolsar ¢4 mil mensuales —que da acceso a un catálogo de contenidos limitados— y podrá ver películas de Estreno por ¢1.750 y Estándar por ¢750.
Esta nueva oferta tecnológica significa un cambio de paradigma en el mundo del entretenimiento, pues se pasa de esperar a que el proveedor de televisión por suscripción decida el día y hora para ver su show favorito, a hacerlo cuando usted quiera.
Y es que casi la mitad de las viviendas en nuestro país paga mes a mes por el servicio de televisión por cable o satélite, según cifras de la Encuesta Nacional de Hogares 2012.
En la actualidad hay dos proveedores de televisión satelital (Sky y Claro TV) que ofrecen paquetes desde los $15 mensuales con una cantidad limitada de canales de películas y series.
También hay cuatro grandes empresas cableras (Tigo, Cabletica, Telecable, Cablevisión) y decenas de pequeñas empresas en zonas rurales.
El costo del paquete básico (de unos 40 canales) es de aproximadamente unos $30 mensuales, hasta llegar a servicios más avanzados, como el digital o pago por evento disponible por el doble de este precio.

Johnny Castro
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios