Tecnología de la mano con la energía
Enviar

La era digital llegó para quedarse, dando paso a la tecnología automatizada apoyada por Internet. Fue así como se originaron los celulares inteligentes, posteriormente los electrodomésticos y ahora las redes inteligentes, que permiten la interconexión de estos con los implementos generadores de energía.

Una red eléctrica inteligente o “Smart Grid” es aquella capaz de integrar las acciones de todos los agentes, ya sean productores, consumidores o ambos al mismo tiempo, para distribuir energía de forma eficiente, sostenible, rentable y segura.

Esta red utiliza productos y servicios innovadores, así como tecnologías avanzadas de monitorización, control, y comunicación, que aportan beneficios tanto al medio ambiente como a los clientes.

“Se trata de una tecnología, que funciona de manera similar a cuando subimos información a la nube, por medio de Internet, tanto el usuario como las distribuidoras podrán manejar de mejor manera la generación de energía y ahorrar más”, comentó Jorge Blanco, secretario de la Asociación Costarricense de Energía Solar (Acesolar).

Esta nueva tendencia ha propiciado la aparición de equipos con inteligencia en la generación de energía, tales como los interconectores capaces de enlazarse a Internet, es decir los encargados de tomar la corriente directa de las celdas solares y transformarla en corriente alterna.

De esta forma el usuario podrá mantenerse al tanto de cuánto produce, cuáles son sus horas en que más energía genera y con la ayuda de un monitor enterarse de la diferencia entre su producción y el gasto.


“El usuario puede tomar en cuenta en qué momentos produce más energía y dejar programada la lavadora o la olla de cocimiento lento, por ejemplo para que se encienda en esa determinada hora y así disminuir el consumo diferido y ahorrar más dinero. También con estas redes inteligentes las distribuidoras sabrán dónde se está produciendo mayor energía y administrarla mejor”, explicó Blanco.

Estas redes son una realidad en Italia, país pionero hace 12 años donde más de la mitad de los hogares italianos está equipada con los llamados "medidores inteligentes. Últimamente se han lanzado otros proyectos de redes inteligentes en Portugal, Alemania, EE.UU. y Holanda.

En Costa Rica recientemente Bryan Molné, estudiante de sexto año de la especialidad de dibujo arquitectónico del Colegio Técnico Don Bosco, creó un moderno sistema automatizado para que los paneles solares maximicen su productividad y por ende, reduzca aún más los precios de la electricidad a sus usuarios.

“Estuve investigando varias posibilidades para innovar, y entre ellas encontré problemas con los paneles solares que nadie en el mundo ha solucionado; me parece que debemos maximizar las fuentes limpias para cuidar el medio ambiente”, señaló el joven estudiante.
 


Ventajas de la red inteligente


  • Proporcionan eficiencia en la distribución de los flujos de energía y flexibilidad en la gestión de los picos de demanda, aprovechando mejor las infraestructuras eléctricas ya existentes.
  • Cuando hay una avería, las tecnologías de la red inteligente detectan y aíslan el problema, además ayudan a la rápida recuperación de la electricidad, devolviéndola primeramente a los servicios de emergencia. Además, pueden ayudar a prevenir muchas de las incidencias, evitando que lleguen a ocurrir.
  • Facilitan a los clientes instrumentos que les permiten optimizar su propio consumo eléctrico y mejorar el funcionamiento del sistema global
  • Contribuyen a la reducción de las emisiones de CO2. La red permite la máxima integración de la generación distribuida procedente de fuentes renovables y el despliegue de la infraestructura de recarga para la movilidad eléctrica.