Tecnología bitcoin aprovechada para crear revolución eléctrica
Moneda bitcoin. El Fondo Monetario Internacional exaltó los beneficios potenciales de las monedas virtuales y dijo que aconseja un enfoque regulatorio más matizado. Bloomberg/La República
Enviar

La tecnología de bitcoin está empezando a adentrarse en el negocio de la electricidad, cambiando la forma en que se manejan los pagos cada vez que se enciende un interruptor.

Desde Nueva York hasta Viena, investigadores y empresas eléctricas están adaptando el sistema de contabilidad basado en la nube que se utiliza para rastrear bitcoins, para reemplazar sistemas administrativos más lentos que requieren del constante trabajo de personas y de muchas hojas de cálculos. Una vez establecida, la base de datos denominada blockchain automáticamente registra acciones individuales dentro de un sistema, les da un formato y las guarda en un listado seguro en línea disponible para cualquier persona que tenga acceso.
La necesidad surgió ya que las empresas de energía eléctrica se están alejando del esquema centenario en el que monopolizaban tanto el suministro como la distribución. Actualmente, granjas solares y eólicas independientes alimentan la red eléctrica en intervalos breves y a veces impredecibles que requieren sistemas de transacción más ágiles y descentralizados. Compañías que incluyen a RWE en Alemania y Fortum en Finlandia apuntan a la tecnología blockchain para hacer exactamente eso.


"Hay un cambio en el modelo de negocios en curso y las empresas están tratando de determinar cómo participar en este nuevo mundo de energía distribuida", dijo Lawrence Orsini, el fundador del desarrollador de blockchain neoyorkina LO3 Energy.
Orsini dijo que su compañía ha sido contactada por 26 empresas de servicios de energía eléctrica para consultarle sobre cómo podrían modificar la forma en la que hacen sus transacciones. Además de tener que lidiar con mayores volúmenes de energía renovable, las empresas quieren monitorear el uso de nuevos productos desde paneles solares para los techos hasta cargas para autos eléctricos.
Blockchain ya ha asegurado un foco de entrada en industrias que varían desde finanzas y seguros hasta arriendos de autos y streaming de música. Se ha vuelto una moda en Wall Street, con firmas como JPMorgan Chase & Co., Barclays y Wells Fargo investigando cómo usarla para las transacciones. La energía es el objetivo siguiente.
En Alemania, RWE ha estado probando a blockchain en cargas de vehículos eléctricos y en una plataforma donde los consumidores pueden transar energía limpia de forma independiente entre empresas de servicios. "Nuestra hipótesis es que habrá una economía de máquina a máquina en donde las máquinas hacen las transacciones entre ellas mismas", dijo Carsten Stoecker, quien dirige investigaciones de blockchain en la oficina de innovación de RWE.
La creación de un espacio en donde esas transacciones puedan ocurrir ha reunido a una amplia variedad de trabajadores especializados en energía, finanzas y tecnologías de la información.
"Puede ser descrita como el intercambio de bienes por dinero en tiempo real", dijo Juliane Schulze, quien supervisa desarrollos de negocios en Vattenfall, la mayor empresa de servicios de la región nórdica. "Tenemos muchas de estas transacciones con nuestros clientes e internamente en nuestra compañía. En teoría, todos estos podrían incorporarse a una blockchain".
Algunas empresas de servicios eléctricos ya están preparando pruebas con blockchain. Vattenfall planea ponerlo a prueba en su plataforma en línea Powerpeers, un sitio web que les permite a los clientes comprar y vender energía sin tener que usar a la eléctrica como intermediaria, dijo Claus Wattendrup, gerente general de Vattenfall Europe Innovation GmbH.


Ver comentarios