Enviar

Técnicos ilusionados

Ramírez y González satisfechos con lo que vieron de sus discípulos

201306302253450.a4.jpg
Kevin Sancho, Juan Gabriel Guzmán, Alejandro Alpízar y Elías Palma entre otros jugadores manudos, con la Copa Ibérico que ya es posesión de las vitrinas erizas. www.imagenesencostarica.net/La República
Ninguno de los dos le dio relevancia a lo que sucedió en los “shootouts”, una lotería similar a la de los lanzamientos desde el punto de penal y que poco o nada tiene que ver con lo acontecido en el juego.
Los estrategas de Alajuelense y Saprissa, compañeros de selección en Italia 90, reconocieron que sus jugadores no pueden soltarse, que están en pretemporada y que las piernas pesan.
Óscar Ramírez, el timonel manudo, se mostró satisfecho por lo que llamó “un bonito partido que tuvo que ser de plena satisfacción de los aficionados” y sobre todo por la reacción de sus pupilos en el segundo tiempo.
“Mejoramos mucho en la segunda parte y pudimos ganar el partido; siempre es importante ganar un clásico, de manera que si estaba perdido a 4 minutos del final, me agradó la reacción del equipo porque empató y tuvimos para ganarlo”.
Detallista como lo es, lo ilusionó el trabajo de Alejandro Alpízar que se nota en plena forma física y también lo que hizo Camilo Aguirre “un nuevo” en su planteamiento táctico.
“Con las variantes que hicimos (entraron Soto, Oviedo, Alpízar, Aguirre y Matarrita), hicimos un mejor fútbol, tuvimos posesión de balón, presionamos y logramos el objetivo primario de no perder el clásico”, dijo el timonel erizo.
En la otra acera, Ronald González no se enojó cuando la prensa le recordó que hace rato Saprissa no gana un clásico y dijo: “el partido quedó empatado. Saprissa no lo perdió”.
Indirectamente se lamentó, aunque sabía que eso vendría, que sus jugadores se quedaran sin piernas, por estar en plena pretemporada.
“Mis jugadores no se han soltado, era lógico que les pesaran las piernas y no íbamos a sacrificarlos solo para sostener un marcador”. Sin personalizar, sin duda se refería a las variantes “obligatorias” de su medio campo que fue lo mejor del Saprissa en la primera parte. (Salieron Vega, Estrada y Madrigal).
Lo que sí le molestó al entrenador morado fue que la Liga le anotara dos goles en el minuto 40 de cada etapa. “No podemos permitir esas desconcentraciones; se trabaja en esto y nada tiene que ver la pretemporada. Son descuidos que no deben presentarse”.
“El Carasucia” se mostró optimista por el trabajo de sus jugadores y sobre todo por lo extenso de una buena planilla.
“Jugamos bien el clásico y cuando se incorporen los seleccionados Umaña, Madrigal, Tejeda, Castillo y otros, como Russell y Colindres veremos un Saprissa mejor”.

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios