Teatro Nacional recibiría su ascensor en abril
Adriana Collado, directora, y William Monge, jefe de conservación del TN, señalaron que la firma Schindler da soporte en el país, lo que da seguridad en caso de que el ascensor presente un problema técnico en algún momento. Gerson Vargas/La República
Enviar

CULTURA

Teatro Nacional recibiría su ascensor en abril

El elevador tuvo un costo de poco más de ¢25 millones y empezaría a operar antes de que termine el actual gobierno

El ascensor que el Teatro Nacional colocará en sus instalaciones empezaría a operar antes de que termine la presente administración, ya que se espera que llegue al país en abril.

201401162310360.m22.jpg
El elevador tuvo un costo de poco más de ¢25 millones y forma parte de un proyecto de accesibilidad universal que impulsa el TN en sus instalaciones desde 2011.

El sistema fue adjudicado a la empresa Schindler con base en Suiza y con sedes en otros países, y se espera que lo entregue en abril, ya que fue elaborado con especificaciones “a la medida” que requiere el Teatro.
Así lo confirmaron Adriana Collado y William Monge, directora y jefe de conservación respectivamente del TN.
El elevador se ubicará en el costado sur del inmueble y abarcará los tres pisos del Teatro.
Además dispondrá de controles especiales de seguridad y su instalación se prolongaría por un mes una vez llegue a manos del TN.
“El ascensor implica controles especiales desde el punto de vista electrónico, en el sentido de que un turista puede llegar hasta el segundo piso, pero no puede llegar a galería en el día. En la noche cuando hay espectáculo, el visitante que va para galería y necesita el ascensor, se le da una tarjeta y con ella puede llegar al tercer piso. Todos esos controles son para evitar que personas sea de arriba hacia abajo o viceversa, se filtren de un espacio a otro”, explicó Monge.
Para instalar el elevador, se desarmó y habilitó uno de los ductos de escaleras de metal del Teatro que da a la zona de Galería. Esos trabajos costaron poco más de ¢10 millones y no significaron daño para el edificio patrimonial.
“La única afectación al tejido histórico original fue en el primero y segundo pisos para atravesar una pared, fue la única pérdida y contamos con el permiso del Centro de Patrimonio”, afirmó Monge.
El proyecto de accesibilidad que promueve el TN incluye además del ascensor, tres baños para personas con discapacidad que fueron construidos en cada piso del Teatro, la compra de un ascensor de oruga que se emplea para subir sillas de ruedas al segundo piso y la colocación de una rampa en la entrada principal, entre otros trabajos.
En dichas obras el Teatro ha invertido poco más ¢122 millones, y todas en conjunto buscan que este “sea accesible 100%” para el público, señaló Collado.
La iniciativa también incluirá la colocación de unos pilones retráctiles en la entrada al parque que está frente al Teatro, por donde ingresan vehículos, y cuyo derecho de paso regula el TN. Se espera que espera colocados en unos meses porque ya fueron adjudicados.

Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR


Ver comentarios