Taxis darían servicio colectivo
“Para mejorar el servicio de taxi, lo que debemos hacer es eliminar el servicio de piratas y hasta estaríamos dispuestos a bajar las tarifas”, dijo Gilberth Ureña, representante de los taxistas. Gerson Vargas/La República
Enviar

Con rutas y tarifas definidas claramente por la Aresep, los taxistas podrían ofrecer dentro de poco el servicio de transporte colectivo.
Para los usuarios, esta sería una forma más rápida y barata de llegar a sus destinos, de acuerdo con Antonio Álvarez, legislador del PLN, que presentó el proyecto para permitir esta modalidad de servicio público.
Mientras, para los taxistas formales esta sería una forma de hacerle frente a la competencia desleal que algunos porteadores realizan en distintos puntos del país, en donde esos choferes ofrecen el servicio de colectivo a tarifas mucho más bajas que las del taxi y al margen de la ley.
Asimismo, sería una nueva oportunidad de negocio para los taxis formales ante la nueva competencia que significa Uber.
Sin embargo, la propuesta cuenta con la oposición de los taxistas y de los empresarios de autobuses, ya que consideran que habría una afectación.
La idea es que los taxistas se organicen en rutas populosas, por ejemplo, desde San José hacia Desamparados, Tibás, la UCR, la Universidad Latina o varios oficentros.
Los interesados tendrían que solicitar a la Aresep el establecimiento de la ruta y una tarifa por persona, que incluso podría ser un poco más cara que el costo actual, pero dividida entre cuatro personas.
El cambio en la ley de taxis no prohibiría a los choferes de este sistema de transporte público recorrer las calles como lo hacen usualmente, para recoger pasajeros.
La propuesta cuenta con la oposición de la Cámara Nacional de Transportes, que agrupa a la mayoría de los empresarios de autobuses, pues se generaría una especie de competencia desleal.
Por su parte, los taxistas no parecen muy convencidos de las ventajas de esta nueva modalidad, porque temen que la gente deje de usar taxis individuales y que así muchos choferes pierdan el empleo.
“Nuestro servicio es residual, es decir, se beneficia de lo que los buses no pueden hacer. En caso de que se permitan los colectivos, nos preocupa que la gente deje de usar servicios individuales y, con ello, muchas personas pierdan su empleo y forma de subsistir”, dijo Gilberth Ureña, presidente de Fenacotaxi.

201511222212370.15-recuadro.jpg

Ver comentarios