Enviar
Tasas para créditos personales bajaron poco

Pese a la caída general en las tasas de interés, el costo de estos préstamos sigue siendo alto

Agustina Cobas
[email protected]  

La fuerte disminución que las tasas de interés han experimentado no parece haber beneficiado a quienes tienen créditos personales, ya que las tasas para estos préstamos prácticamente no han presentado variaciones.
Mientras quienes piden créditos para construcción, vivienda o agricultura sacan provecho de la reducción en la tasa de alrededor de cinco puntos porcentuales en tan solo 12 meses, quienes necesitan préstamos de consumo tan solo ven una reducción de un punto respecto a setiembre de 2006.
Los préstamos personales o de consumo se caracterizan por ser créditos de montos relativamente bajos, con plazos de pago de entre 12 y 48 meses, destinados a actividades como compra de electrodomésticos, muebles u otras.
Uno de los elementos que, de acuerdo con los bancos, explica el hecho de que las tasas para estos créditos no hayan seguido la tendencia de las tasas de mercado es el nivel de riesgo implícito en cada crédito, además de otras variables.
“Las tasas de interés se fijan asociando el nivel de riesgo crediticio que presentan los distintos segmentos de clientes, el producto, el costo de fondos y los costos operativos que generan este tipo de operaciones”, explicó Patricio Alemparte, gerente de GE Money.
Esta entidad, miembro del grupo financiero BAC Credomatic, ofrece este tipo de créditos en el mercado desde hace más de un año, y las tasas de interés que cobra apenas han mostrado variaciones.
Por su parte, HSBC, antes Banex, también ofrece este tipo de créditos, antes llamados Cero Estrés, cobrando una tasa que asciende a casi un 3% mensual (ver recuadro).
Otro de los elementos que justifican, según los bancos, la menor reducción de las tasas de estos préstamos son sus características particulares.
“Los préstamos de industria, vivienda y otros están respaldados por activos, bienes y fiadores, lo que disminuye el nivel de riesgo de no pago al banco, no así el crédito personal, en el que se confía el préstamo a la responsabilidad de pago y la buena fe de quien solicita el crédito”, comentó Luis Fernando Rojas, gerente de Crédito Personal de HSBC.
En el caso de esta entidad, las tasas han disminuido, pero al igual que en otras, la reducción es muy poca si se compara con la experimentada por créditos destinados a otras actividades.
“En el caso de Crediticos la tasa es mayor a la de otras actividades que financia el Banco Nacional, porque el riesgo es mayor. En este producto no se piden garantías reales y tampoco fianzas”, afirmó Bernando Alfaro, subgerente de Riesgo de la entidad.
Este banco es uno de los que cobran una tasa más baja, y sus representantes alegan que lograr una exacerbada rentabilidad con este tipo de créditos no es el objetivo de la institución.
“Otras entidades cobran un margen de intermediación sumamente elevado porque en adición al riesgo mayor, su interés por obtener muy altas utilidades es también muy alto”, opinó Alfaro.
Por otro lado, el boom de estos créditos no se detiene, y cada vez son más las entidades financieras que incursionan en esta área.
Tal es el caso de Grupo Mutual, tradicional participante del mercado de los préstamos para vivienda, que ahora lanza un nuevo tipo de crédito.
“El crédito de consumo SOS Efectivo, tiene por objeto ampliar la gama de servicios que ofrecemos, las tasas son más altas porque pretendemos generar mayor rentabilidad para en cierta forma subsidiar los préstamos hipotecarios”, explicó Oscar Soto, gerente de Mercadeo de Grupo Mutual.

Ver comentarios