Enviar
Analistas ven difícil mantener meta del 6% este año
Tasas de interés bajas estimulan inflación

• Banco Central podría cumplir meta de este año interviniendo mercado monetario y colocando bonos de estabilización

• Tasa Básica podría bajar de nuevo en menos de dos semanas

Wilmer Murillo
[email protected]

Algunos sectores se muestran pesimistas de que se cumpla la meta inflación del 6%, pero todos están a la expectativa de sus previsiones respecto a esta variable para este año y el próximo.
Analistas auguran que si la Reserva Federal de Estados Unidos (Banco Central) baja los intereses y suben los precios de materias primas como el petróleo, productos agrícolas y metales, esto se traduciría en más inflación para Costa Rica.
“Entre más bajen los tipos de interés en los Estados Unidos, más inflación podríamos esperar en Costa Rica por este motivo”, dijo Eric Vargas, director de estrategia de Aldesa.
En el mediano plazo, bajas tasas de interés podrían convertirse en un elemento negativo, por lo que se prevé que el Banco Central buscaría poner frenos a la inflación a base de subir los intereses.
No obstante, el ente emisor enfrenta otros retos. La apreciación del colón, por ejemplo, está haciendo que la inflación suba.
“La razón es que incentiva la demanda interna: todos están pidiendo prestado, lo cual estimula el consumo, y ese calentamiento de la demanda interna es lo que presiona al alza la inflación”, añadió Vargas.
En ese sentido, cuando las tasas de interés están muy bajas, no hay incentivos para el ahorro y la gente prefiere gastar. Al hacerlo, sube la inflación porque hay más gente comprando productos, adujo por su parte Carlos Meléndez, gerente de Interbolsa.
Asimismo, cuando hay una apreciación del colón, como ocurre ahora, los productos que importamos se tornan más baratos y eso también estimula el consumo, dijo Meléndez.
Por su parte Isaac Castro, economista de Interbolsa, argumentó que “si las expectativas de inflación de la gente no logran bajar y la inflación observada tampoco, el Central tiene un problema porque la tasas de política monetaria están muy por debajo del nivel de inflación.
Si las tasas de interés siguen bajas no hay motivo para ahorrar, y allí el efecto directo de los agentes económicos es cambiar el ahorro por consumo, lo cual alimenta la inflación”, señaló Julio Rosales, analista económico.
Esta argumentación le hace creer a Rosales que será muy difícil que el Central mantenga este año la meta de inflación. Además recordó que el crédito está creciendo un 38%, el petróleo sigue presionando los precios al alza, lo mismo que los granos básicos y las materias primas.
Para Thelmo Vargas, ex ministro de Hacienda, las variables financieras fundamentales están desalineadas. “Reina cierta incertidumbre sobre todo en materia de ingresos de capital, lo que ha llevado a la inusual situación de tasas de interés negativas en sentido real, es decir, inferior a la inflación, lo que no es normal”, precisó Vargas.
Se esperaría que este año el tipo de cambio supere la inflación, como la única forma de incentivar el ahorro y no el consumo excesivo.
Al contrario de otros analistas, Vargas cree que el Banco Central podría mantener este año la meta de inflación, pero deberá hacerlo interviniendo el mercado monetario colocando muchos bonos de estabilización, por ejemplo.
“Lo que esperaría es que el programa monetario que se anuncie amarre en su totalidad las variables de manera clara y lo informe al público: desde las reservas, ingresos de capital, el programa crediticio, y la situación fiscal. Solo a base de tener juntos esos elementos se podría juzgar el tema en forma coherente y llegar a una conclusión”, adujo Vargas.
En cuanto a las tasas de interés, y pese al factor negativo que representan, estas podrían seguir descendiendo.
El reciente aumento del 0,25% en la Tasa Básica Pasiva mostró que el nivel de tasas de interés no guardaba relación con los índices de inflación que se venían registrando, comentó Isaac Castro, economista de Interbolsa.
Este aumento fue un hecho aislado y se espera que la Tasa Básica vuelva a bajar en pocos días.
La subida no es producto de alguna decisión de las autoridades monetarias o del mercado, sino del promedio de tasas del sector financiero a corto plazo y que se ocurrió por el hecho de que el Banco Popular hizo una captación a una tasa del 7,5% a seis meses, probablemente para financiar una demanda de crédito muy fuerte.
“Con solo una subasta del Gobierno que coloque los rendimientos a los niveles actuales, volverá a reducirse”, afirmó Eric Vargas.
En el mercado secundario, los títulos de corto plazo en colones muestran rendimientos a la baja. Los títulos cero cupón del Banco Central, por ejemplo, se sitúan en un 5,70%, muy por debajo de la Tasa Básica Pasiva, recordó el experto.
“La Tasa Básica Pasiva es una lectura de lo que pasó en la semana, y no de donde quiere ir el Central, pues la pauta en su política monetaria está dada por la tasa de ICP a un día, la cual no ha cambiado (6% bruto)”, señaló Aldesa en un comunicado.
Los títulos cero cupón del Banco Central a seis meses plazo se transaron a un rendimiento cercano al 5,70%. Si el bajo nivel de rendimiento en el mercado secundario persiste y el Banco Central vuelve a tener una subasta de corto plazo, la tasa básica podría caer de vuelta al 7%, e incluso levemente inferior a este nivel.


Ver comentarios