Enviar
Banqueros y analistas visualizan incrementos en el corto plazo
Tasas de interés podrían revertir tendencia

• Aumento serviría como instrumento de política monetaria para bajar inflación

Wilmer Murillo
[email protected]

El periodo de las tasas de interés bajas en colones podría estar cerca de su fin y comenzar a subir en los próximos meses.
Esta es la posición en la cual coinciden diversos analistas, en el sentido de que una vez que el tipo de cambio se estabilice a un nivel superior a la banda cambiaria, se observará al Banco Central elevando las tasas de interés.
Los expertos no dudan que hay razones para creerlo, y algunos bancos lo confirman al haber iniciado un proceso al alza para recortar la expansión del crédito.
Esta corrección le dará al Banco Central el margen que necesita para actuar contra la inflación con su mejor instrumento de política monetaria”, dijo Fernando Estrada, trader de Mercados Internacionales.
En la medida que la actual coyuntura cambiaria sea sostenible puede dar lugar a que las tasas de interés tiendan a aumentar en el corto plazo, afirmó Leonardo Acuña, subgerente del Banco de Costa Rica.
Así las cosas, por lo pronto el mercado secundario de valores está reflejando aumentos ligeros en sus tasas de interés, lo cual se podría interpretar como respuesta al aumento del tipo de cambio.
Pero abundan razones para esta alza. El Banco de Costa Rica por ejemplo incrementó los tipos de interés para préstamos y así frenar la expansión de su cartera de crédito.
Por su parte, el Banco Nacional comunicó a través de su oficina de prensa que aumentó las tasas de interés para distintas actividades a fines de abril. “Las tasas aumentaron, en promedio, entre un 1% y 1,30% solo para créditos nuevos”, dijo Violeta Fernández, vocera del Banco Nacional.
El sistema financiero se ha enfrentando a una demanda creciente de crédito, porque con tasas de interés bajas también subieron las posibilidades de endeudarse de las personas.
No obstante, las autoridades monetarias han advertido que era previsible que esta situación en algún momento se revirtiera y las tasas de interés retomaran un comportamiento ascendente.
“Para el Nacional manejar una dinámica crediticia menos expansiva es una actitud responsable de cara a los riesgos del mercado financiero”, explicó Fernández.
Básicamente por cambios en las expectativas sobre los niveles del tipo de cambio, Alberto Franco, economista, visualiza que hacia delante “podríamos ver niveles más altos de las tasas de interés nominales y reales en colones.
Las condiciones actuales darán al Banco Central, razones para utilizar las tasas y avanzar hacia el logro de sus objetivos de política, incluyendo reducir el nivel y la variabilidad de la inflación.
Al respecto, Acuña considera que las tasas de interés son uno de los mecanismos más eficientes para ejercer un adecuado control monetario. “La actual coyuntura le abre una ventana de oportunidad al Banco Central para utilizarla”, señaló.
El alza de intereses, eso sí, tendrá consecuencias. El fin de tasas bajas tendría un impacto favorable entre ahorrantes e inversionistas ya que les permitirá recuperar parcialmente el impacto negativo que les han causado las tasas pasivas por debajo de la inflación. Pero los deudores sufrirían un encarecimiento del crédito, principalmente si la tasa básica pasiva tiende a subir como resultado de un aumento en las tasas de captación de los bancos, precisó Acuña.
Por su parte, Franco señaló que tasas de interés en colones más altas tenderán a estimular el ahorro y desincentivar el gasto en consumo e inversión y el endeudamiento del sector privado.
Las consecuencias podrían eventualmente llegar hasta un desmejoramiento de los indicadores crediticios de los bancos, dijo el analista Fernando Estrada.
El Banco Nacional, considera, sin embargo, que subir los intereses es una medida prudente desde un punto de vista macroeconómico, para colaborar con un sano equilibrio monetario y garantizar una tasa de expansión crediticia relativamente moderada.
Ver comentarios