Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Tasa de desempleo no bajaría más

Redacción La República [email protected] | Lunes 26 noviembre, 2007



Tasa de desempleo no bajaría más

La fuerte demanda por trabajadores en los sectores más dinámicos de la economía podría presionar al alza los salarios

Agustina Cobas
[email protected]  

La histórica reducción al 4,6% de la tasa de desempleo abierto, anunciada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, causó grata sorpresa entre las autoridades económicas y entre los mismos costarricenses, quienes, de acuerdo con las cifras, han encontrado nuevos empleos durante el último año.
Después de haber pasado varios años con niveles de desocupación que oscilaban entre el 6% y el 7%, finalmente el crecimiento económico y por ende la mayor demanda laboral incrementó la cantidad de personas ocupadas en empleos del sector formal.
Estos cambios han aumentado el interés de los costarricenses por un tema que es de vital importancia para el desarrollo del país, y el aumento en la ocupación ha puesto a los economistas a cuestionarse si Costa Rica está acercándose al tan anhelado nivel de pleno empleo.
Un mercado laboral con pleno empleo es aquel donde todas las personas que desean laborar lo hacen, y quienes no tienen trabajo es porque no lo desean.
Sin embargo, la economía local no parece estar cerca de esta situación, al menos por ahora, ya que los niveles de subempleo no han mostrado tanta reducción como el desempleo abierto.
La tasa de subempleo es el porcentaje de la población ocupada que trabaja pero quisiera trabajar más horas (subempleo visible), y contempla también a aquellos que con su trabajo perciben ingresos por debajo de un mínimo establecido, como el salario mínimo (subempleo invisible).
Por esto, para los economistas consultados, la economía podría estar más cerca del desempleo estructural, que se presenta cuando existe un desajuste entre el tipo de trabajadores que buscan las empresas y la oferta de trabajadores existente.
“Por lo general, cuando se llega a los niveles actuales se considera que es un desempleo estructural, es difícil bajar más”, comentó Luis Mesalles, socio consultor de Ecoanálisis.
Otros expertos coinciden con esta apreciación.
“Esta es una de las tasas de desempleo más bajas de las que tengo memoria, si no la más baja. Es muy difícil que pueda bajar mucho más que eso, considerando las cifras históricas”, afirmó Dennis Meléndez, director del Fondo Latinoamericano de Reserva.
Por otra parte, de continuar el crecimiento económico, que es el que ha potenciado la disminución del desempleo, los salarios podrían elevarse.
“Van a tender a aumentar más rápido, ya que es un tema de oferta y demanda, y con el nivel de crecimiento económico actual, la demanda crece rápido y la oferta no crece al mismo tiempo”, opinó Mesalles.
En este sentido, los sectores más dinámicos de la economía, como el de la construcción o el de servicios, son los que se beneficiarían de este aumento, ya que son aquellas áreas donde la demanda de trabajadores crece rápidamente.
No obstante, esta situación no se presentaría en aquellos sectores que se han rezagado en lo que a crecimiento se refiere.
“En los sectores donde se requiere personal calificado, es de esperar un repunte en los salarios o en el sector construcción donde la competencia por la mano de obra es alta”, señaló William Calvo, secretario ejecutivo del Consejo Monetario Centroamericano.