Enviar
Tasa básica pasiva llegó al 8,50%

• Incremento prende alarmas rojas en el tablero económico

Wilmer Murillo
[email protected]

La Tasa Básica Pasiva (TBP) duplicó ayer el nivel que tenía en abril, al subir hasta el 8,50%.
El 16 de abril este indicador había caído a su mínimo histórico del 4,25%.
Desde el 20 de agosto anterior se encontraba en un 7,75%, y ayer fue ajustado en 75 puntos base, convirtiéndose en el aumento de la tasa más alto del año.
El fuerte aumento de ayer prendió algunas luces rojas en el tablero económico, pues se vaticina un debilitamiento de las carteras bancarias, y hasta la imposibilidad de algunos deudores de hacer frente a sus compromisos.
La razón es que los créditos vinculados a la TBP se van a encarecer, explicaron expertos consultados.
Los analistas visualizan que las tasas podrían subir hasta un 14% en un mediano plazo, o en un rango cercano a la inflación interanual.
Parte de este aumento está reflejando, por otro lado, los constantes incrementos efectuados sobre las tasas de interés que pagan los depósitos electrónicos en Central Directo, una fuente actual de discordia entre el Banco Central y los bancos comerciales.
Los bancos comerciales sienten que al subir los intereses de Central Directo, por encima de las tasas de la banca, la autoridad monetaria le mete una competencia por la captación de depósitos.
El cálculo de la TBP incorpora además las tasas de interés de los bonos del Banco Central y el Ministerio de Hacienda, correspondientes a los plazos entre 150 y 210 días.
En este rango hay un título del mercado secundario que ha tenido gran peso en el nuevo ajuste y que antes no entraba en la metodología de cálculo por no entrar en ese plazo, explicó Manrique Lizano, analista del Grupo Financiero Acobo.
Se trata de un Bono de Estabilización, con vencimiento a marzo de 2009, tiene una negociación elevada (¢3 mil millones) y un rendimiento del 9,39% en el mercado secundario que es muy alto, señaló el experto.
Las alzas reflejan, ciertamente, un proceso iniciado por el Banco Central de ajuste gradual al alza de los intereses para corregir desequilibrios internos de la economía.
Por esta razón el Banco Central también redefinió la tasa de política monetaria, llevándola inicialmente de un 4,35% a un 10,87% a la fecha.
El aumento que el Banco Central aplica a sus tasas presiona para que los bancos comerciales también eleven sus intereses e influye en el aumento que muestra la TBP.
Ver comentarios