Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NACIONALES


Tarjetas de crédito captan interés del Congreso

Redacción La República [email protected] | Lunes 15 junio, 2009



Iniciativa exigiría a emisores más información sobre intereses y condiciones de cobro, así como regular publicidad
Tarjetas de crédito captan interés del Congreso
Existen 401 tipos de tarjetas disponibles, con diferencias de más de 30 puntos porcentuales en tasas de interés

El mercado de las tarjetas podría enfrentar nuevas regulaciones.
Solo en los dos últimos años en el país se ha colocado cerca del 40% de los 1,3 millones de tarjetas de crédito que existen actualmente en el mercado, por lo que el Congreso puso su mirada en este nicho con el fin de sentar ciertas regulaciones a sus emisores.
El contenido de la publicidad, prácticas de mercadeo, desglose de saldos e intereses, cambios en los contratos y compras por Internet son algunas áreas de este mercado que empezarían a ser reguladas.
Después de tres intentos fallidos los diputados pretenden sacar una ley que regule específicamente esta actividad. Este martes los legisladores de la Comisión de Asuntos Económicos decidirán el futuro del expediente actual que regularía este mercado.
El plan es que tanto los emisores como operadores de tarjetas de crédito respeten ciertas reglas, de no hacerlo se expondrían a ser sancionados con multas e, incluso, con suspensiones de la autorización para operar.
En materia de publicidad, el proyecto propone que al menos la mitad de los anuncios se dedique a informar sobre las tasas de interés y los términos de aplicación. De igual modo introduciría la figura del hostigamiento en esta actividad.
“Es prohibido para las empresas emisoras y/o comercializadoras de tarjetas de crédito y/o débito hostigar en cualquiera de sus formas, y por cualquier medio, a los consumidores para que contraten o adquieran una tarjeta o línea de crédito o cualquiera de sus servicios asociados”, cita el proyecto.
En materia de derecho a la privacidad el proyecto busca prohibir a las empresas de telecomunicaciones la venta de datos de contacto de los clientes, y prohibir a los emisores de tarjetas utilizar tales bases de datos o vender las que hayan elaborado con los datos de sus clientes.
En cuanto a las deudas, el texto introduce la novedad que los emisores de tarjetas no podrían cobrar intereses por montos bajo disputa.
Tampoco podrían hacer efectivas las compras por Internet que el tarjetahabiente reporte como anómalas dentro de los cinco días hábiles siguientes al recibo de su estado.
La tramitación de este proyecto de ley en el Congreso ha generado diversas reacciones en el sector bancario, para algunos, como el Nacional el proyecto debe modificarse.
“El proyecto no contempla la base de todo el negocio mundial que son las marcas internacionales que establecen las normas de cómo operar. No puede un país cambiar aspectos relevantes de la industria”, dijo Jorge Bonilla, director de Banca de Medios Electrónica Banco Nacional de Costa Rica.
Hay varios puntos del proyecto sobre los cuales podría haber alguna falta de información, agregó al respecto Bonilla.
Sobre el tema se procuró la versión de voceros de Credomatic, HSBC, Banco de Costa Rica y Scotiabank, pero al cierre de edición no habían respondido. En Citi, Lissandra Chaves, gerente de Comunicaciones, dijo que estaban estudiando el tema.

Carlos J. Mora
[email protected]
Colaboró la periodista Karen Retana