Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



NACIONALES


Tarjetahabientes evitarían "goles" durante Mundial

Redacción La República [email protected] | Viernes 11 junio, 2010



Emisores ofrecen “personalización” de uso del plástico para evitar desfalcos
Tarjetahabientes evitarían “goles” durante Mundial
Euforia de aficionados seduce a estafadores que persiguen tarjetas de crédito y débito

Las medidas de seguridad que un cliente puede aplicar a sus tarjetas de crédito y débito son varias, pero en su mayoría desconocidas.
Un usuario puede pedir la configuración de “perfil de uso”, como cantidad de veces que utiliza la tarjeta en el día o montos máximos de compras.
Estas medidas se vuelven importantes para estas fechas. Si bien la selección nacional no estará en el Mundial de Fútbol, este evento es apetecido por los estafadores de tarjetas de crédito, que buscan sacar provecho de la euforia y el descuido de los aficionados.
Si bien este riesgo es constante, para estas fechas los cuidados deben ser mayores porque el peligro aumenta aunque la gente es más propensa a la negligencia.
Por eso, los bancos insisten a sus clientes que utilicen las medidas de seguridad de que disponen, y que personalicen esas reglas estableciendo montos límite y cantidad de transferencias diarias, tanto en caso de alguien con planes de salir del país, como de quienes van a disfrutarlo en un comercio local.
En el caso de las personas que se desplazarán a Sudáfrica, todos los emisores tienen una serie de reglas de protección. Por ejemplo, si se da una transacción que genere sospecha en el extranjero, el sistema rechaza el pago.
Esto podría afectar la cancelación de hoteles, o bien, el pago de una renta de autos.
La mayoría de bancos que no saben que un tarjetahabiente está de viaje podrían bloquear compras inusuales por una cuestión de seguridad, manifestó Gabriel Pascual, gerente de tarjetas de crédito de Scotiabank Costa Rica.
Para evitar esa situación, es necesario comunicar al banco de la salida y configurar los límites de seguridad que tiene la tarjeta, manifestó Errol Gamboa, gerente de la división de tarjetas del Banco de Costa Rica.
De esta forma, la entidad financiera puede dar un seguimiento especial a las operaciones que se realicen con ese plástico.
Incluso, existe la opción de indicar las fechas que se estará fuera, y el cliente recibirá el “trato viajero” por parte del área de monitoreo del banco, explicó Lisandra Chaves, vocera de Citi.
Otro riesgo que puede acechar tanto en el extranjero como en el país es el “skimming”, que es cuando se “clona” la información de la banda magnética en un comercio.
Esto puede ocurrir cuando el dueño de la tarjeta la entrega en algún establecimiento para cancelar una cuenta y quien la recibe lleva el plástico a un lugar, fuera de la vista de su propietario, donde utiliza un dispositivo móvil para copiar la información de la banda magnética y crear otra con características similares.
“Esto sucede normalmente cuando se pierde la tarjeta de vista. La clonación de la banda magnética está entre los fraudes más comunes”, advirtió Pascual.
Para ambos casos, es recomendable guardar los vouchers hasta tener el estado de cuenta y revisar si los gastos concuerdan.
Incluso, quien guste mayor seguridad puede adquirir un seguro contra robo o fraude de tarjeta; aunque igualmente el consejo es siempre tener el plástico a la vista mientras se realiza la transacción, manifestó Leticia Arguedas, gerente de Relaciones Públicas de HSBC.
En el país rige un nuevo reglamento para la protección de usuarios de tarjetas de débito y crédito, el cual permite reclamar la acreditación de cobros sospechosos.

Daniel Chacón
[email protected]