Logo La República

Martes, 22 de septiembre de 2020



ESTILO EJECUTIVO


Tarantino proyecta su primer "spaghetti western"

| Sábado 29 diciembre, 2012

“Muchísimos ‘westerns’ han ocurrido durante la esclavitud y han hecho lo imposible para evitar tratar el tema”, aseguró Quentin Tarantino, cuya película “Django Unchained” “no puede ser más espantosa”, “surrealista” o “vergonzosa” de lo que lo fue la realidad. INTERNET/LA REPUBLICA


CINE

Tarantino proyecta su primer “spaghetti western”

La sangrienta historia de venganza de un esclavo negro convertido en un cazarrecompensas en el Estados Unidos previo a la Guerra Civil adereza el primer “spaghetti western” de Quentin Tarantino, “Django Unchained”.
“Siempre quise hacer una película que abordase el horroroso pasado de esclavitud de EE.UU., pero no quería hacer una película histórica, sino envolver la Historia en un género”, dijo el oscarizado director.
Así se vale de unas elevadas dosis de sangre y violencia para narrar uno de los capítulos más oscuros de la historia de Estados Unidos, un país que a su juicio “no quiere mirar” hacia ese pasado.
Django es un esclavo que busca vengarse de los dueños blancos por cuyas manos ha ido pasando a lo largo de los años tras ser liberado por el cazarrecompensas Dr. King Schultz.
Encarnado con maestría por el ganador de un Óscar por “Ray”, Jamie Foxx, el protagonista de “Django Unchained” canaliza su rencor asociándose a Schultz (interpretado por el también oscarizado Christoph Waltz) en un trabajo que le permite “matar blancos y que te paguen por ello. No hay nada igual”.
Con la ayuda de su nuevo socio, Django trata de salvar a su mujer, Broomhilda (Kerry Washington), de la plantación del despiadado Calvin Candie, encarnado por Leonardo DiCaprio, un personaje que disfruta de las peleas a muerte de quienes se refiere como “negratas”, otro de los puntos polémicos de la película.

Nueva York / EFE
 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.