Enviar
Firma del contrato en ascuas por dudas ambientales
Tambalea plan petrolero

Mallon Oil exige que Estado cumpla con sus obligaciones
El contrato que autorizaría a la firma norteamericana Mallon Oil Company a explorar petróleo y gas natural en la Zona Norte y Atlántica del país se tambalea.
Por dudas ambientales, el Gobierno desestimó por ahora firmar el contrato y más bien solicitó nuevos estudios para decidir si procede con los trámites.
No obstante, la empresa asegura haber cumplido todos los requisitos, por lo que ayer le exigió a Teófilo de la Torre, ministro de Ambiente, que fije la fecha para firmar el documento.

“No existe obstáculo alguno, por este medio solicitamos respetuosamente que tenga gentileza, diligencia y probidad de acuerdo con su responsabilidad derivada del cargo, a fijar fecha, hora y sitio para la rúbrica del contrato”, reza la misiva que le envió Pedro Oller, representante legal de la petrolera, a De la Torre.
La carta, de la cual LA REPUBLICA posee una copia, le fue remitida también a Anabel González, ministra de Comercio Exterior, y a los jerarcas del ICE y de Recope.
Mallon ganó el contrato para explorar carburantes en 2000, pero el proceso estuvo paralizado por acciones judiciales y por la moratoria petrolera aprobada en el gobierno Pacheco de la Espriella.
No obstante, el plan revivió el año anterior luego de que la Sala Constitucional rechazara el último recurso de amparo planteado contra el proyecto.
Los magistrados desestimaron el alegato de que los estudios ambientales presentados eran muy básicos para la fase de exploración.
Sin embargo, el Gobierno mantiene la inquietud en torno a si los análisis presentados por la petrolera son los idóneos o si es necesario ampliarlos, reconoció De la Torre.
Lo que se tiene por ahora son los requisitos de la primera fase, cuando consideramos que lo correcto es adjuntar los estudios de todas las etapas, tanto de la exploración como explotación, consideró el Ministro.
Ante la incertidumbre el Ministro le solicitó un nuevo análisis a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, y de lo que esta resuelva, determinará si se firma o no el contrato.
Las dudas sobre cuáles son estos requisitos se remontan a 1998, cuando en la administración Figueres Olsen, el actual canciller René Castro, en ese entonces ministro de Ambiente, firmó un decreto que exoneraba a las petroleras del estudio de impacto ambiental en la fase exploratoria del proyecto.
Mandato que para De la Torre no tiene vigencia, pues a su criterio fue declarado inconstitucional.
La exploración petrolera es un tema que ya había sido desestimado por la presidenta Laura Chinchilla, en el momento en que resurgió el contrato con la petrolera estadounidense.
El 7 de junio Chinchilla había informado que solo estaba a favor de la exploración y posible extracción de gas natural.
Pese a ello, los representantes de Mallon Oil le exigieron ayer al Gobierno que fije fecha para firmar el contrato aduciendo que cuentan con todos los requisitos.
Estudios preliminares de Mallon revelan que podría extraer hasta 25 millones de barriles de crudo al año.
Con esta exploración el país sería autosuficiente e incluso tendría un sobrante.
Natasha Cambronero
[email protected]
Danny Canales
[email protected]


Ver comentarios