Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



GLOBAL


Tabaré Vázquez se convierte en el sucesor de Mujica

EFE | Lunes 01 diciembre, 2014

Tabaré Vázquez, ganador de la segunda vuelta de las elecciones en Uruguay, afirmó poco antes de votar que llamará a un “gran encuentro nacional”, si es elegido para un nuevo periodo al frente del Gobierno. AFP/La República


Tabaré Vázquez se convierte en el sucesor de Mujica

El progresista Tabaré Vázquez, de 74 años, sucederá a José Mujica, de 79, al frente del Gobierno uruguayo.
El candidato de la coalición socialdemócrata Frente Amplio se impuso en las presidenciales de este domingo a Luis Lacalle Pou, rival del Partido Nacional, de 41 años y de centro derecha
Vázquez, candidato izquierdista ganó ayer las elecciones presidenciales de Uruguay con entre el 53% y el 53,9% de los votos, según los primeros sondeos realizados a pie de urna, por delante de Luis Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional, que alcanzó entre el 40,6% y el 42% de los sufragios.
El presidente electo quién fue entre 2005 y 2010 el primer mandatario de izquierda en la historia de Uruguay, obtuvo en la primera vuelta del pasado 26 de octubre el 47,8% de los votos y la mayoría en la Cámara de Diputados.
A “Pepe” Mujica, que recibió el mando presidencial de Vázquez el 1 de marzo de 2010 y está impedido por la Constitución de presentarse a la reelección directa, se le atribuye buena parte del éxito del FA en la primera vuelta.
“El Gobierno que viene será distinto porque distintas serán las circunstancias”, afirmó, para confiar en que pueda haber acuerdos nacionales en unas cuantas cosas que el país necesita.
Mujica, que hasta ahora es el presidente de más edad y el más votado en la historia uruguaya, tiene prohibida la reelección por mandato constitucional y será desde marzo de 2015 senador por el sector político que lideró en el seno del FA, el Movimiento de Participación Popular (MPP).
“No sirvo para viejo jubilado tirado en un rincón acariciando los recuerdos. Mientras mis huesos y el chasis responda, voy a tratar de hacer todo lo que pueda porque todavía quedan muchas injusticias. Y voy seguir peleando por eso, porque el premio no está en el final sino en el camino”, opinó el actual presidente de Uruguay.
Aunque el país atraviesa problemas de seguridad pública y educación que las propias autoridades admiten, los buenos número económicos pesaron más en la población a la hora de emitir el voto.
Un total de 2,6 millones de uruguayos están habilitados para votar en los 6.948 circuitos distribuidos en todo el país.
Las elecciones son con voto obligatorio y miles de uruguayos radicados en el exterior, la mayoría de ellos en Argentina, retornan a su país para sufragar debido a la ausencia de voto a distancia o consular.
No hay límite de edad que exonere la obligación de votar y quienes no asistan a las urnas enfrentan una multa de $30.
Los colegios electorales en Uruguay cerraron a las 7 p.m. (hora local) tras concluirse la segunda vuelta de las elecciones que definió el futuro presidente del país entre el oficialista Tabaré Vázquez y el opositor Luis Lacalle Pou.
La lluvia fue la protagonista de la jornada que transcurrió bajo una alerta emitida por el Instituto Uruguayo de Meteorología debido a las tormentas, copiosas lluvias y fuertes vientos que afectan a la casi totalidad del territorio.
En algunas zonas rurales, las lluvias ocasionaron el desborde de ríos y arroyos, lo que puede dificultar el traslado de urnas a los centros de cómputos departamentales y retrasar el proceso de recuento de votos, señalaron fuentes de la Corte Electoral.
La jornada, con sufragio obligatorio, transcurrió con normalidad pero aparentemente el mal clima derivó en una participación menor de votantes en relación a la primera vuelta del pasado 26 de octubre, cuando el 90% de los 2,6 millones de habilitados se presentó a las urnas, destacó el presidente de la Corte, José Arocena.


EFE/Montevideo