Susto para Andrey
Andrey Amador (122) se incorpora luego de la caída y luego se reintegraría al pelotón. AFP- Jerome Prevost/La República
Enviar

Susto para Andrey

Se vio involucrado en una caída, que al final no le trajo consecuencias

En tan solo un susto quedó la caída que sufrió el costarricense Andrey Amador ayer junto a varios pedalistas en la quinta etapa del Tour de Francia, ya que el tico logró recuperarse y arribar a la meta sin contratiempos.

201307032322280.a11.jpg
El británico Mark Cavendish (Omega Pharma) se dejó la etapa de ayer en el Tour de Francia. AFP- Pascal Guyot/La República
“Afortunadamente, la caída no ha tenido consecuencias. Fue antes de coronar el último repecho, se iba muy rápido y hubo un enganchón. Cuando uno o dos caen, el resto va detrás y eso es lo que pasó”, afirmó el pedalista costarricense, en www.movistarteam.com, sitio oficial de su equipo.
Amador explicó que fue nada más levantarse para enganchar las bicicletas “porque la mía se había cruzado con la de Rolland”.
Sobre consecuencias físicas, el tico dijo dolerle un poco la muñeca pero calificó el incidente, como parte de la tensión en la carrera por las pocas diferencias que hay en la clasificación general.
La etapa de ayer fue una de las más largas de este tour, con 229 kilómetros entre Cagnes-sur-Mer y Marsella. Fue a 12 kilómetros del final, en un largo repecho, La Gineste, cuando el grupo se partió en dos, por la caída en la que se vio involucrado Amador.
La etapa fue ganada por el británico Mark Cavendish (Omega Pharma), quien obtuvo su victoria número 24 en el Tour de Francia, tras un sprint masivo, que también sumó otro accidente al día, y que se dio a pocos metros de la meta que afectó a más de 20 corredores, pero sin consecuencias. Simon Gerrans mantuvo el jersey amarillo por delante de sus compañeros Michael Albasini y Daryl Impey. Y los favoritos, con Froome sétimo, mantuvieron las diferencias con Alberto Contador y resto de candidatos, todos en un pañuelo de 30 segundos.
La sexta etapa para hoy, también suena a transición. Una llanura de 176 kilómetros entre Aix en Provence y Montpellier, apta para el descanso de los favoritos y la exhibición de aventureros y velocistas.

Luis Rojas y EFE
[email protected]

 

Ver comentarios