Enviar
Autoridades del sistema financiero confirman ofensiva ante necesidad de revaluar moneda nacional
Surge ataque especulativo a favor del colón

• Analistas coinciden en que Banco Central tendrá que hacer algo para no alentar expectativas de una mayor revaluación
• Especuladores apuestan a nueva reducción de la banda cambiaria

Wilmer Murillo
[email protected]

La existencia de un ataque especulativo a favor del colón es considerada como un hecho por diversos economistas, ante la certeza de que se necesitará una revaluación adicional de la moneda ante el dólar.
Este ataque sería el que está motivando la gran afluencia de capitales, a juicio de los analistas.
Esta tesis fue confirmada por Alberto Dent, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), quien no abundó en detalles.
Quien dio la primera puntada sobre este argumento fue Ottón Solís, economista y líder del Partido Acción Ciudadana (PAC).
“Ante la certeza de que nada cambia, la política antiinflacionaria del Banco Central requerirá una reevaluación adicional sustantiva del colón ante el dólar”, expresó Solís en una carta al presiden
te Oscar Arias, expresándole preocupación por “signos alarmantes de la economía”.
Aunque no concuerda en que la política antiinflacionaria requerirá una reevaluación adicional del colón, Luis Mesalles, economista, cree que sí existe un ataque especulativo a favor de nuestra moneda.
“Eso significa que el Banco Central tendrá que hacer algo con su política cambiaria, de manera que no siga alentando las expectativas de que la apreciación de la moneda será aún mayor”, dijo.
Actualmente hay mucha gente cambiando ahorros de dólares a colones, y apostando a que la banda caerá más abajo. Esto sería a lo que está apostando desde el ahorrante más pequeño hasta el más grande, así como el inversionista internacional que busca oportunidades de hacer ganancias, indicó Mesalles.
Por otro lado, algunos expertos en bolsa creen que un ataque especulativo es algo difícil de probar y que a lo sumo lo que se estaría dando es un rebalanceo de los portafolios institucionales; es decir, que hay gente que después de estar muy concentrada en dólares procura tener posiciones en ambas monedas.
La moneda se está revaluando todos los días seis céntimos y hay una presión sobre el tipo de cambio.
“Sí creo que hay presiones en ese sentido, pero debido a los desequilibrios macroeconómicos existentes”, agregó Danilo Montero, gerente general de Interbolsa.
A su juicio el término se usa en forma “efectista para asustar a las autoridades”, pero cree que si hay otras intenciones al hablar de un ataque especulativo, no se le hará un bien al mercado.
En este sentido, Eric Vargas, analista de la firma Aldesa llamó la atención sobre el hecho de que después de muchas semanas de captar por arriba de $90 millones en el mercado mayorista, la pasada semana el Banco Central solo captó $6 millones, a fin de defender el límite inferior de la banda cambiaria.
Aunque es un plazo muy corto para apreciar una tendencia, lo que se está dando es un rebalanceo de los portafolios domésticos buscando un equilibrio entre el colón y el dólar.
“Pero somos escépticos ante ese rumor, pues no hay condiciones ni internas ni externas que propicien que capitales de corto plazo vengan a Costa Rica, p
ensando en tener una ganancia si el Banco Central vuelve a bajar el piso de la banda. Lo que sí vemos es que como efecto de la baja de intereses acordada por el Banco Central ha desestimulado que la gente se deshaga de los colones”, aseveró Vargas.
En ese sentido sería de esta forma que el exceso de dólares se podrá ir controlando, a lo que contribuirá el deterioro en las condiciones del mercado internacional, que continuará quitándole ímpetu al flujo de divisas hacia Costa Rica.
El sistema de bandas no termina de imponerse con solo un año de aplicación frente a un régimen de minidevaluaciones que se utilizó durante 22 años”, agregó por su parte Danilo Montero de Interbolsa, para quien “si uno quisiera insistir en la tesis del ataque especulativo, con finanzas públicas más sanas, y reservas de $4 mil millones, no se puede decir que el Banco Central es vulnerable”.
En lo que los expertos coinciden es en que el sistema de bandas está en problemas, al no estar ayudando a bajar la inflación.
Revaluar, sin embargo, no es opción para Mesalles, pues bajando el límite inferior de la banda lo que haría es seguir alentando la expectativa de que es mejor ahorrar en colones, que en dólares.

Para Montero, el flujo de capitales sobre la economía, “nos ha hecho víctimas de nuestro propio éxito”.
Para Ottón Solís, tanto el comportamiento del precio de la moneda —el tipo de cambio— como el del precio del ahorro —la tasa de interés— son contrarios a la realidad económica de Costa Rica.
La revalorización real del colón resta competitividad a los sectores productivos, cuando hay un significativo déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.
Adujo que las tasas de interés reales negativas no solo estimulan el endeudamiento, sino que están carcomiendo el poder adquisitivo de los fondos de pensiones de los costarricenses y estimulando artificialmente la demanda interna.
Ver comentarios