Enviar

Supremo de EE.UU. respalda matrimonio homosexual

201306261224151.union homosexual.jpg
El Tribunal Supremo de EE.UU. falló hoy sobre los dos casos sobre el matrimonio homosexual que admitió a trámite e invalidó, por un lado, la ley que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer", y por otro abrió el camino para que las bodas gais vuelvan a ser legales en California.

Por una votación ajustada, de 5 a 4, el Supremo declaró inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio, que lo define como "la unión entre un hombre y una mujer".

Esa ley impide que los homosexuales casados en los estados donde es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

La ley es inconstitucional, dado que "viola los principios del debido proceso y la igualdad de protección aplicables al Gobierno federal", según el fallo redactado por el juez Anthony Kennedy y apoyado por los cuatro magistrados progresistas del alto tribunal.

"El efecto principal de la ley es identificar y hacer desiguales a un subgrupo de matrimonios sancionados por los estados", según Kennedy.

El juez Kennedy, católico, emitió en varias ocasiones un voto bisagra decisivo en casos de gran importancia y reforzó los derechos de los homosexuales durante su mandato en el alto tribunal.

El caso contra la ley fue presentado originalmente por Edith Windsor, una mujer de 84 años que se vio obligada a pagar más de 350 mil dólares en impuestos federales por el patrimonio heredado de su esposa, Thea Spyer, fallecida en 2009, dado que su matrimonio no estaba reconocido como tal a nivel federal.

La declaración de inconstitucionalidad de la ley implica que los matrimonios homosexuales podrán comenzar a recibir beneficios federales, pero no se obligará a ningún estado que prohíba las bodas gais a permitirlas.

En el otro caso el Supremo abrió el camino para que el matrimonio gay vuelva a ser legal en California en una decisión de procedimiento sobre la Proposición 8, una enmienda a la constitución de ese estado que prohibió en 2008 las bodas homosexuales.

En una decisión también de 5-4, el alto tribunal invalidó una decisión de una corte federal de apelaciones de California por considerar que los demandantes en el caso no tenían base para apelar y da instrucciones a ese tribunal para que anule el caso, lo que invalidaría efectivamente la Proposición 8.

El fallo del Supremo es de procedimiento y no se pronuncia sobre el fondo del caso, algo que podría haber tenido repercusiones a nivel nacional.

Aproximadamente un 18% de la población de EE.UU. vive en estados donde el matrimonio homosexual es legal. 

Ver comentarios