Supermartes confirma dominio de Donald Trump en siete estados
Enviar

Donald Trump aprovechó un Partido Republicano dividido para alzarse con siete estados como parte de una actuación dominante en el Supermartes pese a que el senador Ted Cruz de Texas consiguió mantener viva su campaña con victorias en Oklahoma, Alaska y su estado natal.

El magnate de los bienes raíces y ex estrella de Reality TV se aseguró un control mayor sobre la candidatura presidencial del partido, posiblemente tan fuerte que sus rivales podrían ser incapaces de frenar de aquí en más su avance.

Las victorias que logró Cruz probablemente le permitirán mantener vivo su intento hasta las próximas contiendas programadas para el 15 de marzo y lo han preservado de una derrota vergonzosa y susceptible de poner fin a su campaña en su estado natal.

“Me siento increíblemente bien”, dijo Trump, cuando le preguntaron si se considera como el presunto candidato en una conferencia de prensa tarde por la noche en Palm Beach, Florida.

Sus triunfos incluyeron a Virginia, un estado donde el senador por Florida, Marco Rubio, hizo una campaña enérgica y se consideraba que tenía una de sus mejores chances de ganar. Rubio obtuvo una victoria, la primera, en las internas de Minnesota.

Intento de Cruz

En su discurso desde Texas, Cruz señaló especialmente que ha ganado varios estados y Rubio no. “Nuestra campaña es la única que ha superado, que puede superar y que superará a Donald Trump”, dijo.

“Si están enojados con Washington, lo entiendo”, dijo Cruz. “Pero Donald Trump es parte de la corrupción de Washington desde hace 40 años”.

Trump, que ha aprovechado una ola de indignación contra la dirigencia de Washington entre los votantes que se han sentido marginados del proceso político, dijo a los periodistas que Rubio “se perjudicó” a sí mismo volviéndose tan negativo en su contra, empezando con el debate del jueves.

“Decidió convertirse en Don Rickles”, dijo Trump, evocando el nombre de un cómico famoso por su humor insultante. “Pero Don Rickles tiene mucho más talento”.

Rubio prometió seguir luchando al hablar con simpatizantes en el Centro Ecuestre Ronald Reagan en Miami, diciendo que ha comenzado a revertir la marea contra Trump adoptando una postura más agresiva en su contra.

“Hace apenas cinco días, comenzamos a desenmascarar la verdadera naturaleza del candidato favorito”, dijo. “Hace cinco días, comenzamos a explicar al pueblo estadounidense que Donald Trump es un estafador. En apenas cinco días, hemos visto el impacto que eso está teniendo en todo el país. Lo hemos visto estado tras estado, le gusta hablar sobre las encuestas, hemos visto estado tras estado cómo bajan sus números y suben los nuestros”.

Rubio pareció sugerir que su candidatura continuaría aunque no gane la primaria del 15 de marzo en Florida. “No importa cuánto tiempo se necesite, no importa cuántos estados se necesiten, no importa cuántas semanas y meses se necesiten, haré campaña donde sea necesario y el tiempo que sea necesario para asegurarme de ser el próximo presidente de los Estados Unidos”, dijo.

Además de Virginia, Trump ganó también Alabama, Arkansas, Georgia, Massachusetts, Tennesse y Vermont, donde el gobernador de Ohio, John Kasich, quedó con fuerza en segunda posición.

El resultado del Súper Martes en 11 estados representó lo más parecido hasta el momento a un referéndum nacional sobre Trump, el temerario multimillonario neoyorquino que ha tirado por la borda las normas tradicionales de una campaña. En todos los estados, los totales brutos de votos son elocuentes, pero más importantes son los delegados adjudicados conforme las diversas normas de los estados.



Ver comentarios