Enviar

HARVARD

Supere sus temores a delegar

201406172228570.h.jpg
Pese a los beneficios (y necesidad) de delegar, los gerentes a menudo se sienten incómodos haciéndolo. Pero conforme afile sus habilidades, verá cómo se disipan sus temores y su personal gana confianza y se vuelve más capaz. Supere las siguientes preocupaciones comunes:

1. “Simplemente es más rápido si yo lo hago”. El tiempo dedicado a planear la delegación valdrá la pena. Conforme crezca el sentido de propiedad de los empleados, aceptarán más responsabilidad y se la quitarán de sus manos.

2. “¿Y si me quedo afuera?” Avanzar de especialista a generalista es difícil, y puede ser duro renunciar a tareas en las que uno destaca (y que impulsaron su ascenso). Use su experiencia para guiar a los miembros del personal. Aun así estará involucrado, pero de una forma que abarque mucho más.

3. “¡Pero no lo van a hacer como debe ser!” En lugar de intentar controlar cómo se hace una tarea, comunique sus estándares de calidad. Y muéstrese abierto a distintos enfoques; un empleado podría tener un método diferente para hacer el mismo trabajo.


Trate su próxima interrupción como oportunidad
La lista de tareas en el trabajo sigue creciendo. Reuniones, llamadas telefónicas, correo electrónico, mensajes de texto, videoconferencias, etc. Puede sentirse como que no hay tiempo para hacer “trabajo real”. Pero estas interrupciones no están evitando que trabaje, son trabajo, y verlas de esta forma abre un mundo de oportunidades. Cada “interrupción” ofrece la oportunidad de iluminar una cuestión, esclarecer expectativas o resolver un problema.
Enseñándose usted mismo a ver estos momentos como verdadero trabajo y no como distracciones, podrá liderar más eficazmente. Cuando alguien lo interrumpa, escuche atentamente, ayude a enmarcar la cuestión y responda positivamente.
Hasta gente no presente podría resultar afectada por sus palabras y acciones, dado que lo que sea que diga o haga será retransmitido por los demás.

Declare claramente la meta de su compañía
La mayoría de las compañías tiene una declaración de misión o visión, pero típicamente son declaraciones abstractas que pintan una imagen placentera de un futuro posible. Necesita una inspiración que dé a todos los de la compañía una forma de ganar claramente definida, por lo que debe explicar dos cosas: cómo ganará con los clientes y a la competencia.
Redacte una aspiración que sea concreta y específica. Especifique qué quiere decir cuando dice “mejor” o “líder mundial”.
Su aspiración no debería ser tan amplia que aplique a cualquier compañía de la industria; personalícela para inspirar y motivar a sus empleados.
Debería enfocarse en ganar de una forma específica (por ejemplo, la mayor satisfacción del cliente en su industria) y no general (por ejemplo, ser la mejor marca). Fije una meta alta. En ausencia de una aspiración ambiciosa, nunca ganará, y alguien más lo hará.


TEMAS DE CONVERSACIÓN

Gente joven gana más en compañías jóvenes
Aunque los salarios promedio tienden a ser más bajos en las compañías más jóvenes de Estados Unidos, los trabajadores de entre 25 y 34 años ganan un 3,1% más en firmas de cinco años o menos que en compañías bien establecidas, dicen representantes del consejo directivo de la Reserva Federal.
Un motivo podría ser que los trabajadores jóvenes poseen las habilidades técnicas de vanguardia que los emprendimientos buscan y están dispuestos a pagar, afirman las investigadoras.

¿Por qué las altas tarifas aéreas?
En parte por el alto costo del combustible, el margen de ganancia neta promedio de la industria global de las aerolíneas es de menos de $6 por pasajero, según cifras dadas a conocer por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, informadas por The Wall Street Journal. Otros factores que reducen los márgenes de las aerolíneas son la caída en el transporte aéreo de carga y el flojo crecimiento de los viajes de negocios con altos márgenes de ganancia. En respuesta, las aerolíneas están comprando más aviones de uso eficiente de combustible, disminuyendo el crecimiento de capacidad.

Ver comentarios